20 DE NOVIEMBRE DE 2021-RUTA ARQUEOLÓGICA POR ADAI Y ALREDEDORES (RUTAS POR LOS ALREDEDORES DE LUGO)

20 DE NOVIEMBRE DE 2021
RUTA ARQUEOLÓGICA POR ADAI Y ALREDEDORES (RUTAS POR LOS ALREDEDORES DE LUGO)


Distancia: 18 km

Duración de la ruta: 5 horas

Dificultad: Fácil-Media

Tipo de ruta: ruta circular

Descripción de la ruta:

Fantástica ruta en la cual tendremos la ocasión de recorrer hermosos bosques, miradores naturales y el conjunto arqueológico de Pedrafita, uno de los más sorprendentes e interesantes del municipio, que desgraciadamente se encuentra abandonado, sin poner en valor y sin ningún tipo de indicación de acceso.

Partiendo de la depuradora de aguas, nos encaminamos por la senda fluvial del Miño hasta llegar a la zona del arroyo de Portaforoso, con bellos bosques, desde donde alcanzamos los montes do Cordal, a 530 metros de altitud, con interesantes formaciones rocosas, desde los cuales tenemos una fantástica panorámica de la ciudad de Lugo.

Continuamos hacia las Penas de Ombreiro, también con excelentes vistas y numerosas formaciones pétreas, para internarnos a continuación en los pinares mágicos que pueblan las laderas del monte Pena de Rei, en lugar tranquilo y poco visitado.

Al llegar un punto, nos desviamos hacia el monte Pedrafita, para visitar uno de los conjuntos arqueológicos más sorprendentes de toda la provincia y también de Galicia, donde se concentran un dolmen, varios petroglifos, el espectacular y sorprendente Altar de Adai y el recinto misterioso de O Castrillón.

Finalmente, atravesando los bosques mágicos que rodean el arroyo de Lamaboa, llegamos de nuevo al punto de inicio, donde acabamos esta hermosa ruta por los alrededores de Lugo.

Hermosa ruta en la cual vamos a tener la ocasión de visitar uno de los conjuntos arqueológicos más sorprendentes y misteriosos de toda Galicia, al mismo tiempo que se halla totalmente aislado, abandonado y sin poner en valor: el conjunto arqueológico de Pedrafita, en el cual se concentra un dolmen, varios petroglifos, el recinto misterioso de O Castrillón y el altar de Adai.

Iniciamos la ruta delante de la depuradora de aguas de Lugo, que se encuentra al final del paseo de Saamasas, cruzando el puente sobre el Miño y pegada al cruce que lleva a Adai y a Porto Meilán.

Desde aquí, pasado el puente, nos desviamos a la derecha para tomar la senda fluvial del río Miño que se dirige hacia Ombreiro.

Enseguida nos internamos en los bellos bosques que pueblan esta zona, principalmente robles y castaños. Llegamos a un punto, antes de la aldea de Ferreiros, en que nos desviamos por un camino, separándonos del río y comenzando a ascender hasta conectar con la carretera.

Al llegar a la carretera, enseguida tomamos un desvío a un camino que poco a poco se va introduciendo en zona de bosques hasta llegar al arroyo de Portaforoso, donde conectamos con una pista que se dirige hacia Ombreiro.

Continuamos por la pista un largo trecho hasta llegar a un punto en que nos desviamos a la izquierda a un sendero que se introduce en una zona maravillosa de bosques completamente cubiertos de musgo, un lugar mágico en este recorrido.

El sendero comienza a ascender a zonas más elevadas llegando a zona rocosa y de monte bajo, donde se hallan los Montes do Cordal, a 545 m. de altitud, que nos ofrece una fantástica vista de la ciudad de Lugo y gran parte del municipio. En la zona podremos ver también formaciones pétreas, destacando algunas “pedras cabaleiras” en precario equilibrio.

Descendemos de los montes do Cordal y llegamos a otra pista, que atravesamos para tomar otro sendero que asciende hasta coronar las Penas de Ombreiro, otro de los puntos elevados destacables de esta zona, a 530 m. de altitud, desde donde tenemos otra buena vista de la región. En la cumbre nos encontramos una placa colocada por los aficionados a bicicleta de montaña en honor a Marcial Blanco da Mata, vecino de Ferreira de Pantón fallecido en un accidente del camión que conducía cargado de explosivos para la realización de la autovía Lugo-Santiago. El fallecido era amante de la naturaleza y estaba vinculado a las rutas en bici, de ahí la placa conmemorativa.

Descendemos de las Penas de Ombreiro por un sendero, entre atractivas formaciones rocosas, hasta entrar en un espectacular y hermoso pinar.

Continuamos ahora por el interior de los pinares mágicos que pueblan las laderas del monte Pena de Rei, en la parroquia de Sta. María Alta ascendiendo por caminos y pasando por las cercanías del vértice geodésico del propio monte.

Volvemos a entrar en la parroquia de Adai y nos desviamos para descubrir los restos arqueológicos hacia el Monte Pedrafita, sin camino aparente.

En el monte nos encontramos con formaciones rocosas con numerosas pías, fruto de la erosión de la piedra, y en un punto localizable sólo con GPS descubrimos el fantástico Altar de Adai.

Se trata del lugar más sorprendente y más misterioso de los restos de este lugar pues no conocemos nada similar en toda la Península Ibérica. Se trata de una gran roca elíptica situada junto a un saliente rocoso a una altitud de 531 metros de altura que cuenta con un tamaño de unos 12 x 6 metros y que se encuentra rodeada por 18 agujeros labrados en la misma roca todos ello unidos por una acanaladura y en el medio dos profundas pilas (una circular y otra cuadrangular) unidas entre sí como si se tratara de un decantador.

La función de este lugar es hoy un misterio y todo lo que se ha hablado sobre ella son especulaciones e hipótesis, ya que a falta de concienzudos estudios es muy difícil saber su función.

Una de las hipótesis con más defensores nos cuenta que podría ser un santuario neolítico o calcolítico con más de 4000 años de antigüedad, quizás dedicado al dios prerromano Lug. Otros cuentan que sería una especie de cabaña con paredes y cubierta vegetal en donde los agujeros servirían para hincar las vigas de madera, aunque su función también sería de santuario ya que la roca inclinada díficilmente sería muy cómoda para usarla como vivienda.

Es muy difícil saber su cronología exacta aunque se cree que tiene unos 4000 años debido a los otros restos arqueológicos de los alrededores.

El Altar de Adai fue descubierto a finales de la década de los 80 por Juan F. Núñez Jato y Laura Rodríguez Varela y a pesar de todo este tiempo, el lugar aún se encuentra sin estudios suficientes y lo que es peor, sin ningún tipo de señalización y protección.

Después de ver este fantástico lugar, continuamos la ruta y tenemos que atravesar un cierre con espino para acceder a la finca siguiente. Una vez pasado este punto, localizaremos un camino que nos lleva bordeando un pinar.

En un punto determinado, sin camino, nos desviamos hacia el interior del bosque para localizar el siguiente punto arqueológico: O Castrillón, una extraña y misteriosa estructura circular de la cual no se sabe mucho pero debido a sus reducidas dimensiones (40 de diamétro) se especula que podría haber sido un castro pequeño del que se desconoce su utilidad concreta, pero que podría usarse como refugio estacional, para cobijar ganado o como función estratégica. Actualmente se distingue porque es un claro circular en medio del bosque, y está lleno de maleza y rodeado por muros como los castros.

Retrocedemos y volvemos al camino, continuando unos metros por el mismo. Al llegar un punto, pegado a un bosque donde se encuentran formaciones rocosas, nos desviamos para subir a las grandes piedras existentes para contemplar los petroglifos de Adai, grabados rupestres en la piedra del hombre prehistórico que pueden datar de la Edad de Bronce, cuya función es aún un misterio, aunque se especula que estos registros podían ser un medio de comunicación Encontramos cículos, coviñas, cazoletas y alguno de mayores dimensiones con forma extraña.

Continuamos la ruta por el camino hasta salir a una pista, donde localizamos facilmente en el medio de una finca, el Dolmen de Adai, pequeño monumento megalítico del hombre prehistórico de carácter funerario formado por cinco ortoestratos y con un pequeño corredor de tan solo dos. De la cámara dolménica situada en la parroquia de Adai tan solo quedan unos pocos restos en un estado de conservación sumamente precario, aunque al ser uno de los pocos ejemplos de megalitismo próximos a la ciudad de Lugo es muy valioso y merece una visita.

Tras ver el dolmen, continuamos hasta un cruce, antes de una granja, para internarnos en los bosques mágicos de la zona de Adai, pegados al río Lamaboa, en una zona de las más hermosas que se pueden ver pegadas a la ciudad de Lugo.

Finalmente, salimos a la carretera desde la cual llegamos de nuevo a la depuradora de aguas, donde finalizamos esta bonita ruta circular.





No hay comentarios:

LOCALIZACIÓN DE LAS VISITAS

¿Cuantos nos visitan?

Visitantes On-Line

FOTOS ACIVRO
Travesía El Puerto-Pola de Somiedo (Parque Natural de Somiedo-Asturias)
Travesía por los Montes Aquilianos (Valle del Silencio-León)
Ruta La Cueta-Peña Orniz (Babia-León)
Ruta Laxe-Camelle-Arou (Costa da Morte-A Coruña)
Ruta Caión-Baldaio-Malpica (Costa da Morte-A Coruña)
Majada de los Moyones (Parque Natural de Redes-Asturias)
VIDEOS DE SENDERISMO CON ACIVRO

VIDEO GERAS-VEGA DE PEÑASILLADA-CERRO PEDROSO-FOZ DE PALANCO (De Víctor Trincado)

SENDERISMO CON ACIVRO 26

SENDERISMO CON ACIVRO 25

SENDERISMO CON ACIVRO 24

SENDERISMO CON ACIVRO 23

SENDERISMO CON ACIVRO 22

SENDERISMO CON ACIVRO 21

SENDERISMO CON ACIVRO 20

SENDERISMO CON ACIVRO 19

SENDERISMO CON ACIVRO 18

SENDERISMO CON ACIVRO 17