9 DE MAYO DE 2015
RUTA MALPICA-NIÑÓNS(MALPICA-A CORUÑA)
(PROYECTO COSTA DA MORTE)


Distancia: 23,5 km (opción dura)
Duración de la ruta: cerca de 7 horas
Dificultad: Media-Alta (recorrido total hasta la playa de Niñóns)
Descripción de la ruta:

Se trata de una de las rutas costeras más espectaculares y bellas de toda Galicia que recorre una de las zonas más embravecidas y agrestes de la Costa da Morte, caminando casi siempre por senderos y caminos pegados al mar, contemplando preciosos paisajes marinos y visitando diversidad de lugares entre los que destacan:

• Hermosas playas poco pisadas por el turismo, como la playa de Area Maior, playa de Seaia, playa de Seiruga, playa de Beo, playa de Barizo y la playa de Niñóns.

• El Faro de Punta Nariga, el más moderno de Galicia, construido por el arquitecto César Portela en 1997, situado en uno de los lugares más impresionantes de la Costa da Morte, con el mar casi siempre embravecido, y rodeado de peñascos y rocas que presentan singulares esculturas por la constante acción erosiva de agua y viento.

• La ermita de San Adrián, santuario y lugar emblemático desde donde se tienen excelentes vistas de las islas Sisargas, reserva natural de un gran número de aves migratorias.

• Los espectaculares tramos desde Barizo a Punta Nariga y desde Punta Nariga a Niñóns, dos de los más fascinantes de toda Galicia, en el que caminaremos practicamente colgados sobre los agrestes acantilados.

• Diversas poblaciones típicas de la costa da morte como Malpica, Beo y Barizo.

Iniciamos esta espectacular ruta en el pueblo marinero de Malpica, población emblemática puerta de entrada de la Costa da Morte, en concreto en el moderno y hermoso Mirador da Plancha, en la punta del mismo nombre, fruto de la remodelación arquitectónica que los arquitectos Creus y Carrasco han efectuado en el puerto. Desde este punto se contempla todo el conjunto portuario de Malpica y un buen tramo de costa.

Salimos del mirador y recorremos todo el puerto hasta la lonja y zona de servicio portuaria. Nos internamos en las calles de Malpica y salimos a donde se encuentra la bella playa de Malpica: la playa de Area Mayor.

Recorremos la playa por el Paseo do Caldeirón, con hermosas vistas de la costa y desde donde ya contemplamos las primeras panorámicas de las Islas Sisargas y de parte del camino hasta San Adrián.

Después del paseo, seguimos por el litoral pegado a la costa, en la zona de Canido, por un camino que asciende, disfrutando de bellas imágenes del pueblo de Malpica, con su playa.

Seguimos por buen camino que nos lleva cercanos al mar hasta alcanzar la Playa de Seaia, bonito arenal con formaciones dunares y un área recreativa con mesas y barbacoas.

Seguimos por un camino que nos dirige a San Adrián, donde se halla el conocido santuario. Todo este tramo discurre con vistas fantásticas de la costa, el pueblo de Malpica y las islas Sisargas.

Antes de llegar a la ermita pasamos por delante de la Fuente Navenllos, contemporánea, de 3 caños.

Alcanzamos la ermita de San Adrián, uno de los puntos destacables de la ruta, construida entre los siglos XVI-XVII y que cuenta con numerosas leyendas. Tiene un mirador desde donde se disfrutan de excelentes vistas panorámicas de Malpica, las Islas Sisargas y un buen tramo de litoral. Aquí, a mediados de junio, se celebra una famosa romería declaraca Fiesta de Interés Turístico de Galicia.

Muy cerca se halla la fuente de San Adrián, de la que se dice que tiene propiedades milagrosas y con fama de curar las verrugas, siempre y cuando el romero deje un paño como ofrenda en la vegetación que rodea la fuente.

Desde esta zona tenemos unas vistas inigualables de las Islas Sisargas, pequeño archipiélago formado por 3 islas: Sisarga Grande, Malante y Sisarga Chica, que cuenta con un faro y restos de una ermita. Se trata de una zona protegida que constituye un valioso hábitat para numerosas especies de aves migratorias y que cuenta con raras especies vegetales.

Después de hacer una obligada parada en la ermita de San Adrián, continuamos el itinerario localizando un sendero bordeando el Cabo de San Adrián y totalmente pegado al mar, que nos dirige a la aldea de Beo. El camino es espectacular en una zona donde el mar rompe con fuerza. Discurre tan arrimado al mar que nos permite ver las furnas y cavidades que el oleaje forma en los acantilados, provocando una sensación de libertad y de aislamiento entre el mar y acantilados que pocas veces se nos ofrece.

Llegamos a la playa de Beo, con una pequeña área recreativa. Atravesamos la pequeña aldea para alcanzar de nuevo el pequeño sendero que se introduce en la Punta Galiana y que nos lleva en poco tiempo a la hermosa playa de Seiruga, situada practicamente frente a las islas Sisargas.

Descendemos a la playa y aquí no nos quedará más remedio que descalzarnos para vadear el río, que es amplio y profundo en esta zona, y que no permite atravesar de otro modo esta zona al convertirse más adelante en la marisma del Xuncal del Martelo, elegida por patos, garzas o nutrias para anidar o descansar de sus viajes.

Después del vadeo, atravesamos la playa, salimos de la población de Seiruga, y nos adentramos en el Monte da Insua, practicamente siempre pegados al mar y disfrutando de inmejorables vistas del litoral.

Llegamos a las primeras casas de Barizo, pasando por delante de un criadero de ostras y varios restaurantes hasta llegar a la hermosa y salvaje playa de Barizo, donde también hay un pequeño riachuelo que tendremos que atravesar con cuidado. Enfrente de la playa, veremos el pequeño puerto de Barizo, en zona muy batida por el mar.

Al poco de salir de la playa de Barizo, llegamos a la carretera, y nos introducimos en un sendero que nos lleva hasta el pequeño y recoleto puerto de Barizo.

Al final del puerto, parece que se acaba el recorrido, pero este sigue por un sendero que comienza a subir por encima del muro del mismo puerto. Aquí comienza el tramo más duro y espectacular de la ruta en el cual se va ascendiendo en eses hasta llegar a zonas más elevadas, con impresionantes vistas de la costa. Este tramo discurre totalmente pegado a los acantilados, pasando por varias puntas: Punta do Cabalo, Punta Ensubelas, hasta ya dar vista al Faro de Punta Nariga, topónimo que probablemente provenga del latín "narica" (nariz).

Finalmente llegamos a la Punta Nariga, donde se halla el conocido faro, construido por el arquitecto César Portela en 1997. Tiene una altura de unos 50 metros y un alcance de 22 millas (41 km) y es el faro más moderno de Galicia, simulando la proba de un barco introduciéndose en el mar.

La base es una plataforma-mirador de planta triangular, con el vértice hacia el mar a modo de mascarón de proa y parece que va a romper las olas de un momento a otro. Como mascarón de proa, tiene una escultura, "el atlante" del escultor Manolo Coia, de 1994. Sobre esta base hay una estructura de forma cuadrangular que aparenta el puente de mando de un barco, y encima de ella, el propio faro que reproduce el mástil.

La Punta Nariga es uno de los lugares más hermosos de todo este tramo de costa, con el mar casi siempre embravecido, y rodeado de peñascos y rocas que presentan singulares esculturas debidas a la constante acción erosiva de agua y viento. Desde este punto podemos disfrutar y deleitarnos de unas prodigiosas vistas de Corme, el Roncudo y las Islas Sisargas. Aquellos que lo deseen podrán acabar aquí la ruta.

Desde el faro de Punta Nariga, iniciamos el tramo más delicado de la ruta, totalmente pegado al mar, por el borde de los acantilados, con una gran espectacularidad, aunque complejo,en la cual las olas pueden llegar a salpicarnos si está el mar embravecido.

Pasaremos por lugares como la Punta do Rubio, Punta Anguieiro y la Punta Queimada, siempre bordeando la costa por estrechos senderos casi inexistentes, hasta desembocar en la pequeña y aislada Playa de Niñóns, final de esta espectacular ruta por la Costa da Morte y que seguramente no olvidaremos en mucho tiempo.

LA ERMITA DE SAN ADRIÁN

La Ermita de San Adrián, está situada cerca de Malpica, en el Cabo San Adrián (Pico do Castro, Monte do Beo) a 182 metros de altura, frente a las famosas islas Sisargas. Cuenta con una bonita leyenda: hace muchos años, la comarca estaba asolada por una plaga de serpientes y que los pobladores llamaron a San Hadrián para pedirle ayuda ya que se encontraba de peregrinación por estas zonas. El santo aplastó a una de ellas, de forma que quedó allí petrificada y ordenó a los demás reptiles que nunca más regresaran a las islas. Cuando baja la marea se puede apreciar en una roca las pisadas de San Adrián y la marca de la serpiente muy cerca de la playa de Seaia.

La ermita fue construida entre los siglos XVI-XVII. La primera referencia escrita donde nos da constancia de la existencia de la capilla de San Adrián do Mar, data del 1607, cuando la cita el Cardenal Jerónimo del Hoyo en unos escritos. En el siglo XX la ermita fue profundamente renovada. Cerca se halla la fuente de San Adrián, de la que se dice que tiene propiedades milagrosas y con fama de curar las verrugas, siempre y cuando el romero deje un paño como ofrenda en la vegetación que rodea la fuente

La devoción de los vecinos de la comarca por San Adrián es enorme, y así cada domingo después del 16 de junio se celebra una concurrida procesión y romería que parte desde Malpica, por tierra y por mar, llegando hasta la ermita. El lugar de la ermita se haya acondicionado para esta romería y cuenta con mesas y un estupendo mirador hacia las islas Sisargas. La romería de San Adrián de Malpica ha sido declarada Fiesta de Interés Turístico de Galicia.

LAS ISLAS SISARGAS

Son un pequeño archipiélago que se encuentra frente a Malpica de Bergantiños, en la Costa da Morte, formado por tres islas, llamadas Sisarga Grande, Malante y Sisarga Chica, y una serie de islotes circundantes como Chalreu y Xoceiro. Las islas son en su mayoría de naturaleza escarpada, lo que propicia que en la Sisarga Grande haya numerosos acantilados. Sin embargo, en esta misma isla podemos encontrar un embarcadero y una pequeña playa en el sur.

Distan 1 kilómetro del Cabo de San Adrián, pudiendo acceder a ellas en travesía de media hora alquilando algún barco en el puerto de Malpica.

En la isla Sisarga Grande, de 1000 m. x 600 m. de superficie y 107 m. de altitud, vivieron varias familias hasta hace pocos años, y cuenta con el faro de San Adrián y los restos de la ermita de Santa Mariña, destruída en la Edad Media en las invasiones normandas. El primer faro del archipiélago fue construido en 1853 y en la antigūedad se dice que hubo algún tipo de fortificación religiosa derruida por el tiempo y por los ataques normandos a la isla. Hasta no hace mucho tiempo, el farero permanecía durante 15 días seguidos en la soledad de la isla hasta que era relevado en su puesto. En las cercanías del faro, los grandes acantilados llegan hasta una altura de 100 metros.

Las Sisargas son un privilegiado hábitat para especies de aves migratorias. La soledad atlántica de sus imponentes e inviolables acantilados protegen a una gran colonia de aves marinas que encuentran aquí el lugar apropiado para su reproducción. Entre estas, se encuentra alguna rara especie en vías de extinción como el arao (Uria aalge albionis). También crían en las Sisargas las mayores colonias hispánicas de Gaviota tridáctila (Rissa tridactyla), Gaviota oscura y Cormorán moñudo (Phalacrocorax aristotelis).

Los constantes vientos que soplan incesantemente en el archipiélago, imposibilitan el crecimiento de cualquier tipo de especie arbórea, como se puede observar en los raros ejemplares de pinos de repoblación (P.radiata) e higueras (Ficus carica), raquitizados por la acción erosiva del viento, siendo por tanto los resistentes arbustos atlánticos los que protegen la avifauna de esta reserva ornitológica.

En las Sisargas se encuentran algunos endemismos del noroeste de la península celtibérica, como la Cistus carpaza psilosepalus, Tuberaria globulariefolia, Angelica pachycarpa, Ulea sp, Centares corcubionensis -sólo presente en el noroeste gallego- o la Rumex acetosa. También se debe destacar la flora de los acantilados de las islas y del cabo, principalmente las variedades de Armeria pubigera y Armeria maritima. En la época de floración de estas especies, los acantilados se tiñen de un bello e intenso contraste entre el verde clorofílico de las plantas y el rosa pálido de sus flores.



No hay comentarios:

Localización de las visitas

¿Cuantos nos visitan?

Visitantes On-Line

FOTOS ACIVRO
Travesía El Puerto-Pola de Somiedo (Parque Natural de Somiedo-Asturias)
Travesía por los Montes Aquilianos (Valle del Silencio-León)
Ruta La Cueta-Peña Orniz (Babia-León)
Ruta Laxe-Camelle-Arou (Costa da Morte-A Coruña)
Ruta Caión-Baldaio-Malpica (Costa da Morte-A Coruña)
Majada de los Moyones (Parque Natural de Redes-Asturias)
VIDEOS DE SENDERISMO CON ACIVRO

SENDERISMO CON ACIVRO 23

SENDERISMO CON ACIVRO 22

SENDERISMO CON ACIVRO 21

SENDERISMO CON ACIVRO 20

SENDERISMO CON ACIVRO 19

SENDERISMO CON ACIVRO 18

SENDERISMO CON ACIVRO 17

SENDERISMO CON ACIVRO 14