28 DE MARZO DE 2015
RUTA CIRCULAR PONTECESO-CORME (PONTECESO-A CORUÑA)
(PROYECTO COSTA DA MORTE)


Distancia: 24 km
Duración de la ruta: 6 horas
Dificultad: Media
Descripción de la ruta:

Maravillosa ruta circular que comunica Ponteceso con Corme a través de caminos y senderos que discurren cerca del mar, a través de los cuales podremos descubrir destacados elementos naturales y etnográficos entre los que se hallan:

• El Monte Branco, que cuenta con uno de los mejores miradores de la costa da morte desde el cual se puede contemplar en su integridad el valioso estuario del río Anllóns, uno de los complejos litorales más destacados de España en riqueza, variedad y singularidad de especies de flora y fauna, especialmente de aves migratorias.
• La playa do Medio, en la base del Monte Branco, aislado y solitario arenal al cual se accede por un impresionante sistema dunar desértico que no deja indiferente a nadie.
• Hermosas playas que jalonan la ría de Corme y Laxe como la playa de Balarés, playa da Ermida, playa do Osmo y la playa de Arnela.
• La Pedra da Serpe, símbolo pagano de origen desconocido con una serpiente alada tallada en la piedra.
• Las atractivas localidades de Ponteceso, cuna del gran poeta Eduardo Pondal, y Corme, bella localidad pesquera reconocida por sus famosos percebes.

Iniciamos esta hermosa ruta en la localidad de Ponteceso, en frente a la casa natal del poeta Eduardo Pondal, uno de los escritores más importantes de Galicia, autor entre otros del poema Os Pinos, letra del himno gallego.

Desde aquí comenzamos a caminar por el paseo fluvial que bordea el río Anllóns, que nos ofrece en este tramo una zona tranquila y de gran belleza.

Al llegar a un aserradero de madera, ya nos desviamos pegados siempre al río, por el llamado "Malecón do Couto", un dique de tierra que discurre practicamente por el medio de la marisma que forma el río Anllóns. En este tramo es fácil ver todo tipo de aves en las inmediaciones: garzas, ánades, etc.

Continuamos por el malecón en una zona muy bella, con las aguas tranquilas del río a nuestro lado, hasta llegar a un cruce que cogeremos a la izquierda, en dirección al Monte Branco.

Seguimos por un buen camino internándonos en la ensenada da Insua y estuario del río Anllóns, un espacio natural importantísimo, de gran valor ecológico, incluido en la Red Natura y declarado como Zona de Especial Protección para las Aves y como Lugar de Importancia Comunitaria (LIC Costa da Morte). Pasamos por delante de un observatorio de aves.

Al llegar a un punto, nos adentramos en la base del Monte Branco y comenzamos uno de los tramos más fascinantes de la Costa da Morte, con un recorrido campo a través de un gran sistema dunar, lo más parecido a un desierto sahariano que podemos ver en esta tierra, hasta salir a la preciosa Playa da Barra o do Medio, aislada y que suele ser muy solitaria. La playa es totalmente virgen y está situado en un emplazamiento privilegiado, custodiando la desembocadura del río Anllóns en el mar. La desembocadura del río Anllóns forma un estuario de gran valor ecológico, paisajístico y con un gran número de aves de paso e invernantes, con grandes llanuras intermareales y algunas marismas, que después de esta playa se abre al mar en la Ría de Corme y Laxe. Es un lugar muy productivo con gran diversidad de vida, y está considerado como uno de los complejos litorales más destacados de España en riqueza, variedad y singularidad de especies de flora y fauna, especialmente de aves migratorias.

Enfrente de la playa observamos la Isla Tiñosa y del otro lado de la playa, en el auténtico estuario, tendríamos la Isla dos Cagallóns, con valiosa vegetación y donde se suelen juntar gran número de aves.

Después de contemplar esta hermosa zona, enlazamos monte a través con un sendero que discurre a media ladera que avanza entre los acantilados. Este tramo resulta muy bonito y espectacular, gozando siempre de amplias vistas de la Isla Tiñosa, la Playa do Medio y el estuario del río Anllóns. Al fondo veríamos incluso la localidad de Laxe, con su inconfundible faro.

Continuamos bordeando el mar hasta divisar la bella Playa de Balarés y su antiguo puerto, que fue muy activo en tiempos de la fiebre del wolframio en Galicia. En Balarés se pueden observar aún restos del puerto de la antigua empresa Titania S. A. creada en 1936 y que se dedicó a la explotación del titanio en esta zona hasta su cierre en 1960. Esta mina supuso un gran apoyo económico y de desarrollo en la comarca. Descendemos directamente y atravesamos la playa en toda su longitud.

En el borde del puerto de Balarés, subimos por las piedras del rompeolas hasta localizar un pequeño sendero que sube por el Monte da Facha. El sendero va ascendiendo duramente hasta llegar a su cima, donde tenemos un punto espectacular que hace de mirador sobre los acantilados.

Continuamos monte a través, entre tojales, hasta bajar a la playa de Riocobo, pequeña cala pedregosa. Nuevamente tenemos que subir siguiendo el sendero hasta alcanzar la hermosa playa da Ermida, protegida e incluida dentro de la Red Natura, y desde la cual se ve enfrente la Isla da Estrela, lugar que fue usado como cementerio ya en el medievo y donde se enterraban las víctimas desconocidas que arrojaba el mar. También conserva los restos de un castro y de una capilla dedicada a la Virgen da Estrela. Aún hoy en día, el lunes de Pascua, se celebra una romería, coincidiendo con las mareas vivas que permiten pasar a pie hasta la isla.

Al final de la playa subimos por un camino que sale por un pinar y que nos conduce al núcleo urbano de Corme. Nada más entrar tenemos la playa de Osmo, frecuentada por los habitantes del pueblo. Siguiendo un poco por el paseo marítimo llegamos a la playa de Arnela, la segunda cala del pueblo.

Finalmente alcanzamos el puerto de Corme, famoso por sus percebes. En el puerto finaliza el primer tramo de esta ruta . Corme ha sido tierra de grandes marineros y descubridores a lo largo de la historia como el almirante Francisco A. Mourelle da Rúa que exploró el Pacífico, llegando a las costas de Alaska, Islas Filipinas, Tonga y a las Islas Salomón. A principios del siglo XX, Corme era un importante puerto pesquero con más de 40 barcos dedicados al comercio marítimo. Además, contaba con una importante industria dedicada a la transformación de pescado, 6 fábricas de salazón de sardina y 3 secaderos de congrio. Hoy Corme es un puerto dedicado a la pesca de bajura, destacando el marisqueo, sobre todo el percebe.

Después de un pequeño descanso, retrocedemos por el mismo camino hasta la playa da Ermida, para luego dirigirnos a la población de Gondomil, donde alcanzamos la famosa Pedra da Serpe, monumento único de origen desconocido con una serpiente alada tallada en la piedra.

Desde aquí nos desviamos por un buen camino hasta llegar a la aldea de Froxán, donde se halla una diminuta área recreativa con una buena fuente donde poder saciar nuestra sed, al mismo tiempo que gozamos de la tranquilidad del lugar.

Desde Froxán, seguimos por caminos forestales bordeando el Monte dos Loureiros hasta desembocar en la carretera a la altura del enlace con el mirador del Monte Branco, al cual nos dirigiremos.

Subimos una buena cuesta para alcanzar finalmente el Mirador del Monte Branco, uno de los más destacados de toda la Costa da Morte. Desde su cumbre, a 180 metros de altura, gozaremos de una de las más impresionantes y magníficas vistas que nos podamos imaginar, con todo el estuario del río Anllóns ante nuestros pies, la Playa do Medio, toda la franja costera hasta Laxe, Ponteceso, y un buen número de pueblos y pequeñas playas. Todo en una fantástica imagen que seguro quedará gravada en nuestras retinas durante mucho tiempo.

Desde el Mirador del Monte Branco, localizamos un pequeño sendero que desciende y enlaza con un camino que vuelve a descender por el monte hasta la Playa do Medio, con hermosas vistas a medida que nos aproximamos a la misma.

Recorreremos un tramo de la playa y atravesaremos el sistema dunar para visualizar la zona de marismas del río Anllóns, avanzando hasta enlazar de nuevo con el camino inicial que hicimos hacia la playa.

Desde aquí, no queda más que volver de nuevo por el Malecón do Couto hasta alcanzar la población de Ponteceso, punto final de esta bonita ruta circular por la Costa da Morte.

LA PEDRA DA SERPE

La Pedra da Serpe es un monumento único de gran importancia. De origen desconocido y de fecha incierta, despertó la curiosidad de muchos historiadores, y aún hoy sigue siendo objeto de estudio.

Se trata de una roca de granito con el relieve de una serpiente alada, sobre el cual se colocó una cruz. La cruz actual es reciente, pues la anterior fue derrumbada accidentalmente. En la base del crucero se puede apreciar la figura de la serpiente alada, con la cabeza bien definida y con la cola acabada en punta triangular.

El culto a la serpiente aparece ya en tiempos prehistóricos, aunque dicen los investigadores que la realización de este relieve posiblemente sea posterior: romana, medieval o incluso más tardía. En Galicia, las representaciones de serpientes se remontan a época megalítica apareciendo en algunos petroglifos y en algunos yacimientos castreños. El relieve figurativo, como el de esta piedra, sólo aparece a partir de la romanización.

El significado de la simbología de la serpiente es muy variado y, en muchos casos, desconocido. Se tiene relacionado con la idea de la fecundidad, como guardadora de tesoros, como símbolo de curación y eternidad y también como elemento demoníaco.

Estos cultos paganos tan arraigados, que se manifiestan en otros lugares de la costa atlántica, fueron combatidos por la Iglesia Católica, que cristianizó muchos de ellos.

Cuenta la leyenda que fue San Adrián, patrón de esta parroquia, el que libró a esta tierra de una plaga de serpientes, al golpear fuertemente con el pie en el suelo y hacerlas desaparecer todas, quedando encantadas bajo esta piedra. Dicen que en la playa próxima de la Ermida aún se ven los tocones de los árboles, entre la arena, de la antigua y rica villa de Valverde, quemada por los romanos para ahuyentar las serpientes.

EDUARDO PONDAL

Es el máximo exponente de la literatura del regionalismo gallego. Fue, junto a Curros Enríquez y Rosalía de Castro, uno de los artífices del Renacimiento de la literatura gallega y el principal responsable de la creación del mito celta en Galicia. Pondal forjó una lengua literaria culta con la que ensalzó la naturaleza y los paisajes agrestes de las tierras de Bergantiños y del Xallas, siempre presentes en su obra.

Nació en Ponteceso el 8 de febrero de 1835, en una familia de origen hidalga, enriquecida con la emigración a América, en la casa que se conserva al lado del puente que atraviesa el río Anllóns.

En 1848 se instaló en Santiago de Compostela, donde estudió la carrera de Medicina. En 1862, tras acabar la carrera, ejerció como médico, pero pronto abandonaría definitivamente la medicina. Se retira a la casa paterna, desde la que viajaba frecuentemente a Santiago donde participaba en tertulias junto a otros personajes relevantes de la cultura gallega como Manuel Murguía, Florencio Vaamonde, Urbano Lugrís...

Su primer poema en gallego "A Campana de Anllóns (El canto de un Brigante)" apareció en 1861. En 1877 publica Rumores de los pinos, colección de 21 poemas que servirá de base a sus Queixumes dos pinos (1886). Además de estas obras, Pondal dejó una amplia producción inédita destacando el poemario Os Eoas, un canto épico al descubrimiento de América, en el que trabajó durante toda su vida.

En 1890 el músico Pascual Veiga le pide una letra para una obra que pretendía presentar a un certamen en A Coruña. Pondal compone el poema "Os Pinos", obra que no llega a estrenarse pero que se publica en folletos y periódicos. En 1907, la composición de Veiga será estrenada en la Habana y considerada desde entonces Himno de Galicia. En 1981 fue legalizada como himno oficial por el Estatuto de Galicia.



No hay comentarios:

VIDEOS FELIZ NAVIDAD

Localización de las visitas

¿Cuantos nos visitan?

Visitantes On-Line

FOTOS ACIVRO
Travesía El Puerto-Pola de Somiedo (Parque Natural de Somiedo-Asturias)
Travesía por los Montes Aquilianos (Valle del Silencio-León)
Ruta La Cueta-Peña Orniz (Babia-León)
Ruta Laxe-Camelle-Arou (Costa da Morte-A Coruña)
Ruta Caión-Baldaio-Malpica (Costa da Morte-A Coruña)
Majada de los Moyones (Parque Natural de Redes-Asturias)
VIDEOS DE SENDERISMO CON ACIVRO

SENDERISMO CON ACIVRO 23

SENDERISMO CON ACIVRO 22

SENDERISMO CON ACIVRO 21

SENDERISMO CON ACIVRO 20

SENDERISMO CON ACIVRO 19

SENDERISMO CON ACIVRO 18

SENDERISMO CON ACIVRO 17

SENDERISMO CON ACIVRO 14