23 DE MAYO DE 2015
RUTA CHANO-TESO MULAR-GUÍMARA-CHANO (ANCARES DE LEÓN) (PROYECTO ANCARES PROFUNDO)


Distancia: 18,5 km
Duración de la ruta: 6 horas
Dificultad: Dura
Descripción de la ruta:

Se trata de una de las rutas de alta montaña más atractivas y espectaculares a realizar en el bello valle de Fornela, dentro de los Ancares de León.

Partiendo de la localidad ancaresa de Chano, recorreremos todo el valle del arroyo de Couso hasta alcanzar el refugio del Teso Mular, muy bien conservado, situado en un hermoso lugar con fascinantes vistas de los picos más elevados de la zona.

Desde el refugio, accederemos a línea de cumbres para ascender uno de los picos más espectaculares y elevados de ancares: el Teso Mular, imponente mole con 1868 metros de altitud, en el límite entre Asturias y León, desde donde tenemos una vista inigualable de los principales picos de Ancares de León y de los lagos Tixileiros, en zona asturiana.

A partir de aquí, caminaremos por zonas solitarias y por senderos casi olvidados, contemplando algunos de los picos más elevados de ancares como el Turrunteira, pico de la Camposa o el pico Fas, hasta descender por el valle del arroyo Cabreiro que nos llevará hasta Guímara, el último pueblo ancarés del valle de Fornela antes de entrar en Asturias.

Por último, en el ámbito etnográfico, visitaremos el impresionante castro de Chano, el más importante de todos los Ancares, excelentemente conservado y que muestra un auténtico poblado castreño excavado en su integridad.

Iniciamos esta atractiva ruta en el área interpretativa del castro de Chano, situada a continuación de la tranquila localidad de Chano, dentro del bello valle de Fornela, en los Ancares de León.

El Castro de Chano es el asentamiento castreño más importante de Ancares, habitado desde el siglo I a.C al II d.C. Situado a 1000 metros de altura, se halla excelentemente conservado y consta de un conjunto de 16 cabañas que se conservan casi integramente alcanzando algunas su altura original. Además, hay un área interpretativa donde se han reconstruido varias cabañas con el fin de contemplar en su integridad una vivienda castreña.

Desde el área interpretativa, visitaremos el castro de Chano, escondido en la ladera de una montaña y a continuación nos dirigiremos hasta la aldea de Chano, muy cercana.

Al llegar a Chano, nos desviamos por la zona superior, pasando por delante de la iglesia, conectando con un buen camino que se dirige hacia la montaña.

El camino se va introduciendo poco a poco en el valle del arroyo de Couso, en ligera y suave ascensión. Detrás nuestra dejamos una vista muy hermosa del valle donde está situado Chano y de las grandes montañas que la bordean, entre las cuales se halla el Mollaneo (1859 m) y la Peña Portillina (1819 m), que se encuentran entre las más elevadas de Ancares.

Alcanzamos una campa, que se encuentra flanqueada a su derecha por el pico La Peñona (1717 m). Aquí se desvía el camino, dejando la campa y continuando por la izquierda. A partir de este punto comienza la ascensión dura, siempre por buen camino, hasta alcanzar un rellano donde se halla el Refugio del Teso Mular.

El refugio se halla excelentemente conservado y cuenta con una buena fuente casi pegada al mismo. En este punto conviene hacer una parada para reponerse del esfuerzo y disfrutar de las maravillosas vistas que se tienen desde este lugar, con vistas de todo el camino recorrido y de los grandes picos que mencionábamos anteriormente.

Desde el refugio localizamos un sendero que poco a poco va ascendiendo en dirección al cordal, contemplando ya una parte del Teso Mular, la cumbre hacia donde nos dirigimos.

Llegamos al cordal y ya podemos ver la impresionante mole del Teso Mular (1868 m.) uno de los picos más elevados de Ancares. Acometemos la ascensión del pico, que tiene una gran pendiente y alcanzamos la cumbre que tiene tres partes, la primera con un hito, la segunda donde hay un bonito buzón de cumbres y la tercera con el vértice geodésico.

Desde la cima las vistas son espectaculares en todas direcciones, contemplando toda la zona asturiana de Sisterna, en el municipio de Degaña, con los lagos Tixileiros en la base del pico, y los picos de La Camposa (1873 m), Turrunteira o Cebreiro (1948 m) y Peña Rogueira (1959 m), que figuran entre los más altos de los Ancares.

Después de disfrutar de las excepcionales vistas, descendemos y localizaremos un muy poco patente sendero, algo cegado por el matorral, que discurre a media ladera bordeando el cercano pico de la Camposa y pasando por alguna que otra campa.

Finalmente llegamos a una última campa, casi en la base del pico Turrunteira, por donde discurre el valle del río Cabreiro que nos llevará hasta Guímara.

A partir de aquí, el camino se complica algo y discurre por un sendero minúsculo y poco patente, que en algunos puntos puede estar algo tapado por la vegetacion, y que va descendiendo poco a poco por el valle. El uso del GPS es imprescindible en esta zona.

Finalmente enlazamos con otro sendero más abierto y transitado que desciende hasta llegar a Guímara, bonita aldea con una interesante iglesia, casas cuidadas, buenas fuentes, y restos de los funiculares que transportaban el carbón hacia Fabero.

Después de ver el pueblo, salimos del mismo y nos desviamos de la carretera por un camino hacia la derecha que nos muestra una bonita panorámica del castro de Chano. Después de un rato, alcanzamos de nuevo el área interpretativa del castro, donde acaba esta fascinante ruta por los Ancares de León.

CASTRO DE CHANO

Se trata de un excepcional yacimiento arqueológico del siglo I a.C al I d.C, en el que se ha logrado conservar los restos de un poblado castreño de los astures, con unas 16 viviendas.

Este poblado tiene muchísima importancia por su insólita situación, ya que se halla sobre la ladera de la montaña en vez de en el alto como normalmente se ubicaban los castros; y en segundo lugar porque esta circunstancia permitió su conservación cuando fue sepultado por un derrumbamiento de tierra.

Dentro del mismo se incluye una ambientación de la vida castreña, que se ha instalado en varias cabañas de forma circular, reconstruidas a tales efectos siguiendo los modelos originales, donde se muestran como eran las estancias, enseres, mobiliario, etc.

Está ubicado en la mitad de una ladera, en una clara situación de dominio estratégico sobre las tierras de pasto y cultivo circundantes y en él se pueden encontrar los restos de un antiguo poblado perteneciente a la cultura castreña del noroeste.

Consta de 16 edificaciones de forma circular construidas con piedras de pizarra, con muros de hasta 4 metros, y una anchura de 60 centímetros. Cada edificación estaba dividida en habitaciones mediante pequeñas elevaciones o espacios abiertos. En el centro de cada una se encontraba un vasar sobre el que se apoyaba el poste de sujeción de la cubierta.

Antes de llegar al castro se han construido varias cabañas reproduciendo las originales con todo su mobiliario y utensilios. Su estado de conservación es excelente. Las viviendas son de planta circular, se conservan casi íntegramente alcanzando algunas su altura original.

Después de la llegada de los romanos, el poblado se relaciona con la explotación de algunos yacimientos auríferos cercanos. Un centro de interpretación del castro se ha construido cerca de la carretera de acceso con cabañas cubiertas con techumbre vegetal.



No hay comentarios:

Localización de las visitas

¿Cuantos nos visitan?

Visitantes On-Line

FOTOS ACIVRO
Travesía El Puerto-Pola de Somiedo (Parque Natural de Somiedo-Asturias)
Travesía por los Montes Aquilianos (Valle del Silencio-León)
Ruta La Cueta-Peña Orniz (Babia-León)
Ruta Laxe-Camelle-Arou (Costa da Morte-A Coruña)
Ruta Caión-Baldaio-Malpica (Costa da Morte-A Coruña)
Majada de los Moyones (Parque Natural de Redes-Asturias)
VIDEOS DE SENDERISMO CON ACIVRO

SENDERISMO CON ACIVRO 23

SENDERISMO CON ACIVRO 22

SENDERISMO CON ACIVRO 21

SENDERISMO CON ACIVRO 20

SENDERISMO CON ACIVRO 19

SENDERISMO CON ACIVRO 18

SENDERISMO CON ACIVRO 17

SENDERISMO CON ACIVRO 14