19 DE ENERO DE 2013
RUTA DE LAS FRAGAS DA RIBEIRA E LOSTEGAL
(AS PONTES DE GARCÍA RODRÍGUEZ-A CORUÑA)


Distancia:19 km
Duración de la ruta: 5 horas
Dificultad: Media
Tipo de ruta: Circular
Descripción de la ruta:

Las Fragas da Ribeira e Lostegal son las primeras fragas do Eume, que muestran la exuberancia de los bosques gallegos vírgenes y primitivos, denominados "fragas".

Se trata de uno de los espacios naturales más relevantes de la provincia de A Coruña, que discurre a caballo entre los Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) de la Sierra del Xistral y del Parque Natural de las Fragas do Eume.

El itinerario discurre por senderos y caminos que bordean el hermoso embalse de Ribeira, gozando de inmejorables vistas del mismo, atravesando zonas muy tranquilas, de gran belleza y con gran aislamiento.

A lo largo de esta ruta, tendremos la ocasión de atravesar fantásticos bosques, muy bien conservados y que forman las conocidas "fragas" gallegas, los bosques primitivos practicamente vírgenes y con vegetación totalmente autóctona, envueltos en un clima húmedo y fresco con mucha influencia atlántica.

En estos bosques podremos disfrutar de la naturaleza exuberante de estas primeras Fragas do Eume, con robles, acebos, madroños, laureles, helechos, musgos y líquenes de gran valor, entre otras muchas especies vegetales.

Por último, visitaremos lugares singulares de gran belleza como "O Chao do Habanero", que explotó y trabajó sin apenas medios Jose María Fernández El Habanero hasta 1960.

Iniciamos esta fantástica ruta en el poblado de Barreiro, en el pueblo de As Pontes de García Rodríguez. Desde el parque del Eume nos internamos rapidamente por un sendero que discurre paralelo al río, encontrándonos en pocos metros con el atractivo muiño da Ribeira, completamente restaurado.

Salimos a un tramo asfaltado, que será practicamente el único que pisaremos en todo el recorrido, pasando por la localidad de Ribeira Nova. Al llegar a una curva nos desviamos hasta la presa da Ribeira, gestionada por Endesa, y que guarda las aguas del hermoso embalse de Ribeira que queda a nuestra izquierda.

Atravesamos la presa y localizamos un sendero que discurre bordeando el embalse, caminando por los montes de Ribeira y Carballeira. Sin perder la vista del embalse, nos internamos en los primeros bosques que conforman las fragas, excepcionales y de gran valor ecológico, con numerosas especies vegetales y practicamente inalterados.

A lo largo del itinerario atravesaremos varios "regos", arroyos que caen de las laderas para precipitarse al embalse, entre los cuales se halla el "Rego do Inferno". Continuamos bordeando el embalse por un sendero bastante llano y cómodo sin desniveles apreciables en este tramo de ruta. En ocasiones el paisaje se abre pudiendo divisar al fondo en las laderas de enfrente poblaciones como Vilarnovo y Marraxón.

Llegamos a un cruce en un lugar denominado "Couce da Cabana", desde donde nos desviamos a la izquierda buscando de nuevo el embalse, transitando en esta zona por caminos y pistas más anchos. Alcanzamos otro rego denominado "Rego de Malvis" donde hay un nuevo desvío y un poco más adelante contemplamos un molino tradicional en el río que se halla en estado de abandono, inundándose cuando el río va con mucha agua. Seguimos hasta llegar al lugar de Malvis, y descendemos por un cortafuegos buscando de nuevo el embalse que ya no abandonaremos en un buen rato.

De nuevo nos toca transitar por un sendero por terreno de monte bajo, disfrutando de hermosas vistas del embalse, en una zona de difícil acceso y con gran aislamiento. Llegamos a una curva del embalse, en una zona denominada "O Chao do Habanero", lugar singular que fue explotado y trabajado sin apenas medios por Jose María Fernández El Habanero hasta 1960. En este lugar existen aún ruinas de las antiguas edificaciones e ingenios que construyó El Habanero, y conviene detenerse un rato a descansar y gozar de este bello entorno.

A partir de aquí comienza uno de los tramos más agrestes del recorrido, con constantes subidas y bajadas del sendero y varios puntos donde hasta hace poco tiempo había que ayudarse de cuerdas para descender. Actualmente, ya es posible superar estos puntos con escaleras.

Tras este tramo de nuevo nos internamos en magníficos bosques, en los que destacan los robles y acebos, hasta llegar al campamento juvenil de Vilarbó, en un bonito lugar donde se han organizados campos de trabajo medioambientales.

Desde Vilarbó, seguimos hasta pasar el Rego de Lostegal, y comenzar a ascender hasta llegar al algo de Lostegal. Desde aquí seguimos subiendo hasta llegar al Campo de Aerogeneradores de Carballeira.

El paisaje a partir de esta zona cambia radicalmente, pasando a ser de monte bajo, y también muy atractivo con grandes vistas de todo el municipio. Pasamos delante del lugar de A Meda, con sólo una casa, y alcanzamos el Alto da Fraga da Carballeira, punto culminante, a 670 metros de altitud.

Desde este punto comienza el vertiginoso descenso por un sendero que nos ofrece una gran postal de la localidad de As Pontes de García Rodríguez, que finalmente alcanzamos regresando al punto de partida y finalizando esta preciosa ruta.

O CHAO DO HABANERO

Se trata de un curioso y fantástico emplazamiento situado en pleno embalse da Ribeira, conformado hasta el año 1960 por fincas y dos casas. Este lugar fue el lugar o explotación agrícola-ganadera mas singular que ha existido en el concello y posiblemente en toda la provincia da Coruña.

En los documentos antiguos se denomina Laxoso aunque también se la conoce con el nombre de O Chao do Habanero.
José María Fernández, el habanero, hijo natural de Vicenta, nació en el año 1843, y se cree que emigró a Cuba a los 14 años de edad.Cuando tenia 36 años compró el primitivo lugar de Laxoso, en el que había una sola casa. Se casó al año siguiente con Generosa Corral Cao de A Calvela, lugar que pertenecía en aquella época a la parroquia de Santa María de Puentes, pero que en la actualidad es parte de la parroquia de Somede.

El habanero, además de disponer de abundante dinero demostró ser un hombre muy emprendedor, buen ebanista, (construyó el retablo de la iglesia de Somede, aunque no lo terminó ) tenía conocimientos sobre agricultura, forja, fundición, torneado. Dirigió las obras que transformaron y mejoraron más de 60 hectáreas que compró en las riberas del Eume, con una longitud a lo largo del río de más de 2 Km

El habanero creó unas tierras muy productivas, regadas y protegidas de las grandes crecidas del río que en ocasiones hubieran arrastrado la
capa de tierra vegetal. Construyó la presa y el canal para regar las fincas cuando fuese necesario, para girar el molino harinero (situado a pocos metros de la casa), y algo mas tarde mediante una turbina para producir electricidad y accionar una bomba hidráulica con el fin de elevar agua a un depósito y abastecer abundantemente la casa y los establos. Construyó un puente sobre el río con el fin de acarrear la leña necesaria, desde un monte que compró en la orilla de enfrente, Mandó construir una casa de gran calidad, para aquella época, con establos era de trillar y alpendres, todo ello con una planificación dirigida para conseguir una explotación muy productiva, en la que hubiese que emplear el menor esfuerzo humano posible para realizar las labores del campo.

Tras el fallecimiento de Jose María y su esposa Generosa Corral, al no haber descendientes, siguieron trabajando en la zona alguno de los hijos de su concuñado hasta que se vieron forzados a desalojarlo por un expediente de expropiación con motivo de la construcción del embalse. La gran obra de José María el Habanero, finalmente, se destruyó bajo las aguas del embalse de Ribeira.


2 comentarios:

Morecho dijo...

De Morecho:

Ola Alejandro,

Gracias a ti. Cada un/ha de nos tiñamos a dificultade que tiñamos pola climatoloxía pero tí, pasacho mal por nos; os que te coñecemos, sabemos que fuche A PERSOA QUE PEOR O PASOU.

Coñezo a persoas responsables pero a ninguén que sexa máis RESPONSABLE ca ti, cada ruta, dás “uns toques maestros” a cada un/ha para que nos sintamos ben e contribues a crear un ambiente de compañerismo que é o que DEFINE a ACIVRO. Así que, non lle des mais voltas, como dí o refraneiro, ben está o que ben remata. Na vida mesma, hai tramos bos e outros bastante máis difíciles, algún incluso, imposibles de superar.

Doulle as grazas por suposto ós colaboradores de sempre: Francisco, Ferreiro, Gabi, recordo a Paco (da parte traseira do autobús) disposto a dar a mán para atravesar os atrancos. Con relación a Francisco (parte dianteira do autobús) necesito compartir con todos/as algo especial que pasou e que, algunhas persoas non o viron: chegamos a un sitio que había unha árbore atravesada pois ben, Francisco, con outras axudas, intentou resolver para que poideramos pasar sen problema e, cando rematou, o seu paraugas, que tiña apoiado no chan, seguiu monte abaixo e tivo que vaixar buscalo.

ESTO É ACIVRO: unha especie de familia na que por diferencia con algunha destas, solo hai BO ROLLO. Esta non é solo a miña opinión estou segura de que é a opinión xeral das persoas que participan ou coñecen/coñeceron a ACIVRO.

Apertas e graciñas para todos/as.

La Zancada dijo...

Las dificultades no desaniman a los autenticos senderistas. Un abrazo para todos los caminantes que realizaron la ruta.

Localización de las visitas

¿Cuantos nos visitan?

Visitantes On-Line

FOTOS ACIVRO
Travesía El Puerto-Pola de Somiedo (Parque Natural de Somiedo-Asturias)
Travesía por los Montes Aquilianos (Valle del Silencio-León)
Ruta La Cueta-Peña Orniz (Babia-León)
Ruta Laxe-Camelle-Arou (Costa da Morte-A Coruña)
Ruta Caión-Baldaio-Malpica (Costa da Morte-A Coruña)
Majada de los Moyones (Parque Natural de Redes-Asturias)
VIDEOS DE SENDERISMO CON ACIVRO

SENDERISMO CON ACIVRO 23

SENDERISMO CON ACIVRO 22

SENDERISMO CON ACIVRO 21

SENDERISMO CON ACIVRO 20

SENDERISMO CON ACIVRO 19

SENDERISMO CON ACIVRO 18

SENDERISMO CON ACIVRO 17

SENDERISMO CON ACIVRO 14