15 DE DICIEMBRE DE 2012
RUTA SAN FACUNDO-MATAVENERO(EL BIERZO)


Distancia:12 km
Duración de la ruta: 3 horas y media
Dificultad: Fácil
Descripción de la ruta:

Se trata de una de las rutas más atractivas e interesantes a realizar por la comarca del Bierzo, en la cual, por antiguos senderos, tendremos la oportunidad de recorrer el cañón que forma el río Rial en un bello itinerario de montaña, además de caminar también por otras zonas más bajas con hermosos bosques de encinas y castaños.

Por otra parte, en este itinerario también conoceremos fascinantes elementos naturales y etnográficos entre los que destacan:

• San Facundo, bonita población leonesa que resulta el punto de partida ideal para realizar diversas excursiones por esta zona del Bierzo.
• Poibueno, antigua aldea abandonada con gran encanto, situada en un entorno idílico junto al río e inmersa en un hermoso souto.
• Matavenero, población absolutamente increíble, uno de los pueblos ecológicos más famosos del mundo, repoblado hace más de 20 años por gente de todas las nacionalidades que intentaba apartarse del mundo, y cuya filosofía de vida es el respeto a la naturaleza y la agricultura biológica.
• El Pozo de las Hoyas, impresionante conjunto de dos pozas encañonadas unidas por una cascada, formando un conjunto espectacular.

Iniciamos esta bonita ruta en la localidad berciana de San Facundo, muy atractiva y que merece la pena ver con detenimiento.

Entramos en el pueblo pegados al área recreativa que se haya junto al arroyo del Rial y que invita a un baño en los cálidos meses de verano. Nada más entrar en el pueblo nos encontramos con una casa que tiene grabada en su pared la ruta que vamos a realizar y que nos orientará en el itinerario.

Desde este punto, seguimos las calles del pueblo, pasando por delante del parque infantil, hasta salir por un camino muy patente que se interna poco a poco entre castaños. Al cabo de un rato llegamos a un puente de cemento, que atravesaremos, comenzando a subir poco a poco ya por un sendero que se bifurca en varias ocasiones.

A partir de este punto nos introducimos en un paisaje pleno de alta montaña, a una altitud de 800 metros, penetrando en el cañón que forma el río en su trazado, ascendiendo hasta pasar por encima de la presa de agua del embalse. El paisaje en toda esta zona es muy bonito, con grandes paredes que forman el cañón, y atravesando pequeños bosques de encinas por un sendero encajado en la roca.

Continuamos y volvemos a bajar hasta el río siguiendo su curso con gran cantidad de vegetación. Al llegar a un punto hay un desvío, que nosotros tomaremos a la izquierda, pegados al río, para poder llegar a Poibueno. Por el de la derecha regresaremos a la vuelta.

A lo largo de esta ruta atravesaremos un buen número de pedregales o canchales de piedra que se descuelgan de las laderas del cañón, y también varios puentes de madera. Atravesamos, uno de ellos, el Puente de las cabras y enseguida llegamos al Pozo de las Hoyas, impresionante conjunto de dos pozas encañonadas unidas por una cascada, y situada en el fondo del cañón. El lugar es espectacular y resulta obligada una visita detenida para contemplar esta maravilla natural.

Seguimos el sendero en dirección al río introduciéndonos en un bello souto hasta llegar a Poibueno, aldea abandonada que está siendo habitada de nuevo por gente del movimiento alternativo Arco Iris, y que tiene gran encanto por el lugar idílico en que está situado, pegado al río y en el medio del souto. Parece ser que en esta aldea existió antiguamente un monasterio. Después de ver las ruinas de la aldea y de su iglesia, atravesamos el río por un nuevo puente de madera y comenzamos a subir por un camino que se desdobla en varios y que nosotros seguiremos siempre hacia la derecha.

Al poco tiempo el paisaje se abre ante nosotros, con bellas vistas del cañón que acabamos de recorrer, y visualizando ya la aldea de Matavenero.

Después de una fuerte subida alcanzamos Matavenero, a 1010 metros de altura, aldea fascinante y curiosa que no deja indiferente a nadie.

Es uno de los pueblos ecológicos más famosos del mundo y representa todo un símbolo de la cultura ecológica y alternativa siempre basándose en el respeto a la naturaleza. Resulta muy interesante introducirse por los caminos al mismo tiempo que vamos observando las curiosas construcciones de la aldea, cada una distinta de la anterior y a veces muy llamativas. En el centro del pueblo se halla incluso un bar, panadería, escuela, tienda, etc., de forma que para las cuestiones básicas la aldea resulta autosuficiente.

Después de detenernos un rato en este lugar, hay que localizar el sendero que sale por el fondo del pueblo, tarea nada fácil. Abrimos una pequeña portilla de madera y comenzamos a descender contemplando de nuevo el impresionante cañón que volveremos a atravesar pero por la otra ladera.

Finalmente enlazamos con el camino inicial, y desde aquí no nos queda más que un trecho hasta volver a San Facundo, punto de inicio y fin de esta atractiva ruta por el Bierzo.

MATAVENERO

La Eco-aldea de Matavenero es uno de los pueblos ecológicos más famosos del mundo. Representa todo un símbolo de la cultura ecológica y alternativa.

Esta aldea, abandonada desde hace más de 20 años, fue repoblada en el año 1989 por miembros del movimiento alternativo del Arco Iris por gente de diversas nacionalidades que vivieron en ella en tiendas de campaña primero, luego en tipis (tiendas indias) y finalmente en casas de madera construidas por ellos mismos, a veces aprovechando las ruinas de piedra de las viejas casas.

El movimiento Arco Iris se originó en Estados Unidos a partir del legendario festival de Woodstock en 1971, organizándose en Europa a partir de 1983 como una convergencia de un pequeño grupo de ecologistas y naturistas.

En 1989 llegan a Matavenero con el fin de celebrar un “festival de trabajo” y fundar un pueblo ecológico y si bien no coincidían en todo tenían un punto en común: crear una ecoaldea, es decir, un lugar donde se conoce a los demás, un asentamiento integral en donde las actividades humanas están integradas en el medio natural de manera inocua.

En los años siguientes, este lugar se transformó en una de las manifestaciones más inspiradoras del movimiento Arco Iris en Europa, no sólo por su ubicación en las altas montañas, sin vías de acceso de vehículos, sino también por su diversidad de nacionalidades, credos y estilos de vida y por la perseverancia, capacidad de trabajo y organización en lo práctico.

En sus primeros 3 años de existencia, la aldea experimentó un rápido crecimiento hasta llegar a cerca de 120 habitanes (actualmente viven 50 personas), entre ellos más de 40 niños de todas las edades y en ella hay todas las estructuras básicas de cualquier pueblo: una tienda cooperativa, la escuela libre, la panadería, una sala de eventos, cafetería, bar, guardería, casa comunitaria y varios negocios de artesanía y cultura. Repartidas por toda la aldea se hallan docenas de casas privadas cada una distinta y una pequeña obra de arte utilizando los materiales más diversos. Todo esto se realizó con muy pocos recursos económicos y con gran entusiasmo, imaginación y la visión de crear, en medio de las sociedades de consumo, una nueva forma de vivir. Actualmente el movimiento Arco Iris se ha convertido en un movimiento internacional con docenas de seguidores en todo el mundo.

Su filosofía de vida es el respeto a la naturaleza y la agricultura biológica en un entorno aislado del mundo. Sus recursos la agricultura, artesanía, confección de ropa, escultura, pintura, plantas medicinales, homeopatía, apicultura, pan, etc. Cultivan una gran parte de sus alimentos. Para vivir en este pueblo hay que pasar un año de prueba y tras el mismo, previo consenso de la comunidad, podremos edificar nuestra casa.

En Matavenero las horas se miden por el día y la noche. Nadie lleva reloj. La aldea más cercana es Poibueno, abandonada, a media hora y San Facundo, a casi una hora. La naturaleza y el silencio reinan en el ambiente. En el pueblo se usa lo menos posible el dinero, y la gente con pocos medios usa el trueque. El jueves es el día de trabajo común, todo el mundo tiene que trabajar en beneficio de la comunidad. Otra de las cosas más interesantes en Matavenero es su mezcla de culturas. En la comunidad hay españoles, alemanes...Casi todo el mundo habla inglés, alemán y español. Hay niños incluso que están aprendiendo portugués. Los baños están fuera y hay cinco en total en la aldea. Apenas se usa la electricidad y el agua caliente se consigue a través de calentadores de agua. En cuanto a los recursos, allí no circulan coches, el agua proviene de dos fuentes del bosque al tiempo que la energía se obtiene de placas solares, energía eólica, y el aprovechamiento y reciclado de todo tipo de materiales.


No hay comentarios:

Localización de las visitas

¿Cuantos nos visitan?

Visitantes On-Line

FOTOS ACIVRO
Travesía El Puerto-Pola de Somiedo (Parque Natural de Somiedo-Asturias)
Travesía por los Montes Aquilianos (Valle del Silencio-León)
Ruta La Cueta-Peña Orniz (Babia-León)
Ruta Laxe-Camelle-Arou (Costa da Morte-A Coruña)
Ruta Caión-Baldaio-Malpica (Costa da Morte-A Coruña)
Majada de los Moyones (Parque Natural de Redes-Asturias)
VIDEOS DE SENDERISMO CON ACIVRO

SENDERISMO CON ACIVRO 23

SENDERISMO CON ACIVRO 22

SENDERISMO CON ACIVRO 21

SENDERISMO CON ACIVRO 20

SENDERISMO CON ACIVRO 19

SENDERISMO CON ACIVRO 18

SENDERISMO CON ACIVRO 17

SENDERISMO CON ACIVRO 14