14 DE ABRIL DE 2018
RUTA DEL MONTE PINDO (CARNOTA) (PROYECTO COSTA DA MORTE)


Distancia: 13,2 km
Duración de la ruta: 4 horas y media
Dificultad: Media-Dura
Descripción de la ruta:

Se trata de una de las rutas más espectaculares de la Costa da Morte, en la cual tendremos la ocasión de ascender a la cumbre del fascinante Monte Pindo, denominada “A Moa”, desde la cual contemplaremos uno de los mejores paisajes de toda la Costa da Morte, divisando desde la playa de Carnota hasta Finisterre.

El monte Pindo es uno de los lugares más relevantes de la Costa da Morte que no se olvidan facilmente. se trata de un lugar mágico, con numerosas leyendas y mitos, un monte pedregoso y quebrado completamente distinto de los demás, conocido también con el sobrenombre del Olimpo Celta, porque la tradición dice que sus piedras fueron esculpidas por esta cultura.

Todo el está formado por una serie de bolos graníticos que configuran curiosas formas pétreas que estimulan la imaginación y que han sido bautizadas con diversos nombres, entre los cuales se halla el famoso "Guerreiro", que guarda el acceso a la cumbre de A Moa.

En esta ruta efectuaremos una atractiva travesía, comenzando en la bella localidad marinera de O Pindo hasta alcanzar A Moa, punto más elevado del monte, para luego dirigirnos a la costa para contemplar la fascinante playa de Caldebarcos, donde se encuentra “A Boca do Río”, la desembocadura del río Vadebois en el mar, que forma la laguna y las marismas de Caldebarcos, en un espacio practicamente virgen y poco frecuentado.

El Monte Pindo es un espacio natural protegido y está catalogado como Lugar de Importancia Comunitaria Carnota-Monte Pindo e incluído dentro de la Red Natura.

Para realizar esta ruta primero nos dirigiremos a la pequeña villa marinera de O Pindo, en el extremo norte del municipio de Carnota. En las cercanías se halla también la villa de Ézaro, donde se halla la única cascada del Sur de Europa que cae directamente al mar, y que aún se puede ver cuando abren la presa del río Xallas para aliviar las lluvias. O Pindo y Ézaro estuvieron durante muchos años incomunicadas por carretera, y sólo había una barca para cruzar el estuario del río Xallas, en la cual pasaban animales y personas. Finalmente, en el año 1951 se construyó el puente que existe actualmente y que comunica las dos localidades.

Iniciamos la ruta en el puerto de O Pindo, por donde callejeamos un poco dirigiéndonos a la Punta do Fornelo, bordeando el monte que divide la localidad. En todo este tramo comenzamos a ver unas vistas espectaculares del Monte Pindo, hacia donde nos dirigiremos.

Llegamos a la playa de Pindo, que bordearemos, hasta alcanzar la iglesia parroquial, donde sale el sendero clásico que da inicio a la auténtica ascensión.

Atravesamos un arroyo en una zona con abundante vegetación, y comenzamos a ascender por un estrecho sendero, pasando por delante de algunos molinos abandonados y en ruinas.

A partir de este tramo comienza una ascensión continua, sin descanso, por un desdibujado sendero entre las rocas que nos obliga a esforzarnos para progresar, al mismo tiempo que ya comenzamos a ver las curiosas formas pétreas que nos acompañarán el resto de la ruta y que definen el paisaje de este fascinante espacio natural.

Después de un quilómetro y medio, alcanzamos el Alto do Pedrullo (265 m.), donde estuvo situada la antigua fortaleza de San Jorge, destruida en 1467 por los Irmandiños. A esta zona se le denomina Olimpo Celta, con impresionantes moles de granito a las que la erosión les hizo tomar formas antropomórficas y zoomórficas.

Continuamos la ascensión introduciéndonos de nuevo en una zona muy agreste, de difícil progresión, internándose el camino por las rocas.

Al llevar recorridos algo más de 3 km. y con una altitud de unos 500 metros llegamos al Chan de San Lourenzo, una zona llana donde podremos descansar y donde se lleva mejor el camino. En este lugar, en tiempos de la II Guerra Mundial, existió una explotación de wolframio. Desde aquí podremos observar unas fantásticas vistas de la Playa de Carnota, la más larga de Galicia. Este lugar está lleno de curiosas formas pétreas, destacando la estatua natural de "O Guerreiro", gigante con forma humana. Todo este lugar es uno de los parajes más hermosos y mágicos de la Costa da Morte.

Alcanzamos el Alto das Cortes, desde el que nos desviamos entre las rocas para alcanzar la cumbre de A Pena da Moa, con 629 metros, punto más alto del Monte Pindo y lugar mágico donde dicen que se efectuaban antiguos cultos prehistóricos.

La cumbre es realmente espectacular, tiene forma de una gigantesca plataforma granítica, con abundantes "pías" o pequeños agujeros hechos en la roca por la erosión del agua. Desde la misma, se tiene una de las mejores vistas de toda la región. Hacia el norte el embalse de Santa Uxía, las tierras de la parroquia de Arcos y los montes de Ruña. Al sur, al fondo la localidad de Lires y la impresionante playa de Carnota, la más extensa de Galicia con 6 km. de longitud. Al oeste, Finisterre, Corcubión, Cee y las islas Lobeiras. Y al pie del monte, los pueblos de O Pindo, Ézaro y la desembocadura del río Xallas.

Después de disfrutar de las magníficas vistas, iniciamos el descenso por el camino clásico en dirección a O Pindo. Al llegar al Alto do Pedrullo, nos desviaremos del sendero por la zona de Chan das Lamas. En este lugar hay un bonito mirador donde es obligado el detenerse a disfrutar de las impresionantes vistas de toda la franja costera, contemplando incluso Cee y Fisterra.

Tras un corto tramo llano, comenzamos el descenso en eses por la Lomba dos Bailadoiros, contemplando maravillosas vistas de la playa de Carnota, Caldebarcos y de A Boca do Río, en un espectáculo visual inolvidable.

Finalizamos la ruta en la localidad de Caldebarcos, pueblo que se distingue por su preciosa playa, que no es más que continuación de la de Carnota, la más grande de Galicia, y que se hallan separadas una de la otra por la denominada Boca do Río, la desembocadura del río Vadebois en el mar, que forma un lugar natural espectacular, con unas valiosas marismas y laguna que albergan numerosas especies de aves.

EL MONTE PINDO

El Monte Pindo es uno de los lugares mágicos de Galicia. Esta gran mole granítica situada al lado de la costa, de encrestadas y caprichosas formas, con profundos y pendientes valles de difícil accesibilidad, determinaron que se crearan múltiples leyendas sobre este monte. Es conocido también como el Olimpo Celta, porque según la tradición, sus piedras fueron esculpidas por los antiguos celtas.

Las leyendas referidas a este monte son muy abundantes y conocidas ya desde el siglo XVIII, como lo atestigua el padre Sarmiento en su diario de viaje que hizo a Galicia en 1745. En el mismo se habla de dos castillos, uno en el alto de Peñafiel, que perteneciera primero a la mitra compostelana y después a la familia de los Churrichaos, y otro, en el alto del Pedrullo o Casteliño, mandado construir por el obispo de Iria Sisnando II, en el siglo X, y destruido por los Irmandiños.



1 comentario:

Rosa Pérez Parapar dijo...

Alejandro, ¡muchas gracias por la ruta de1 10 marzo!!!! ( espero que sea la primera de muchas!!)

Gracias a todas/os por vuestra amabilidad y cariño.

Disfrute cada minuto durante la ruta y a posteriori con las fotos

Un abrazo para todos/as

Rosa

Localización de las visitas

¿Cuantos nos visitan?

Visitantes On-Line

FOTOS ACIVRO
Travesía El Puerto-Pola de Somiedo (Parque Natural de Somiedo-Asturias)
Travesía por los Montes Aquilianos (Valle del Silencio-León)
Ruta La Cueta-Peña Orniz (Babia-León)
Ruta Laxe-Camelle-Arou (Costa da Morte-A Coruña)
Ruta Caión-Baldaio-Malpica (Costa da Morte-A Coruña)
Majada de los Moyones (Parque Natural de Redes-Asturias)
VIDEOS DE SENDERISMO CON ACIVRO

SENDERISMO CON ACIVRO 24

SENDERISMO CON ACIVRO 23

SENDERISMO CON ACIVRO 22

SENDERISMO CON ACIVRO 21

SENDERISMO CON ACIVRO 20

SENDERISMO CON ACIVRO 19

SENDERISMO CON ACIVRO 18

SENDERISMO CON ACIVRO 17