15 DE NOVIEMBRE DE 2014
RUTA DA RIBEIRA SACRA DO MIÑO (ETAPA 2)
(O SAVIÑAO-PANTÓN)
(PROYECTO RIBEIRA SACRA)


Distancia:20 km
Duración de la ruta: 6 horas.
Dificultad: Media-Dura
Tipo de ruta: Travesía
Descripción de la ruta:

Se trata de una de las rutas más maravillosas que se pueden realizar en toda la Ribeira Sacra, entre los municipios de O Saviñao y Pantón, y que ofrece al caminante todo tipo de atractivos: naturales, históricos, culturales y etnográficos, que reflejan perfectamente lo que es esta peculiar región.

Practicamente toda la ruta discurre por medio de senderos y caminos por el interior de hermosos bosques y entre los viñedos y las bodegas que marcan el carácter de la Ribeira Sacra y que forman parte indivisible de la misma.

En esta fascinante ruta tendremos la ocasión de contemplar los fascinantes paisajes de las riberas del Miño, con sus viñedos, sus pueblos y el cañón del río Miño como telón de fondo.

Desde un punto de vista histórico y monumental, veremos auténticas joyas del románico que figuran entre los templos más destacados de toda esta región, entre los que se hallan la iglesia de San Martiño da Cova y la iglesia de San Esteban de Atán, en buen estado de conservación, y que están calificadas como monumentos histórico-artísticos.

A lo largo del itinerario veremos gran diversidad de elementos de gran atractivo entre los que se hallan la Fervenza de Augacaída, salto de agua de más de 40 metros que forma el río Aguianza antes de precipitarse al Miño; el castro de Marce, antiguo asentamiento castreño en un lugar espectacular y de gran belleza; el mirador de las Maravillas, punto panorámico; y el embarcadero de Maiorga, lugar de gran belleza a orillas del Miño.

Por último, atravesaremos un gran número de poblaciones y aldeas típicas de esta zona de la ribeira sacra, entre los cuales se hallan Arxuá, O Carballo, Valboa, A Míllara, Marce, Cabo de Vila, Seoane, Reiriz, Atán y Cima de Atán.

Maravillosa ruta en la cual tendremos la ocasión de contemplar la Ribeira Sacra en su estado puro, con sus hermosos paisajes, sus viñas, sus bodegas, sus elementos históricos y sus pueblos. La ruta discurre en constantes subidas y bajadas por lo cual requiere cierto esfuerzo en su realización, que sin duda se ve recompensada por los grandes atractivos que atesora y que la hacer ser una de las rutas más bellas que se pueden hacer en toda la Ribeira Sacra.

Iniciamos la ruta en A Cova, cerca de Escairón, donde se halla uno de los monumentos destacados de la zona: la iglesia románica de San Martiño da Cova, de finales del siglo XII, enclavada en un hermoso lugar con vistas privilegiadas de toda la ribeira del Miño. Cerca podemos observar de forma lateral el famoso Cabo do Mundo, espectacular meandro que forma el río Miño en esta zona, y la afamada bodega Adegas Moure, una de las más prestigiosas de toda la Ribeira Sacra, con numerosos premios internacionales. En este punto ya podemos ver todas las laderas de la ribeira salpicadas de viñedos.

Comenzamos a caminar y nos introducimos en un sendero por un bello bosque que en ocasiones se abre para permitirnos contemplar el río Miño en toda su belleza en esta zona. Salimos a zonas de viñedos, pasando por las inmediaciones de las viñas y llegamos a Arxuá, primera de las numerosas poblaciones que atravesaremos en la ruta, que está situada en las laderas del monte con vistas privilegiadas de la ribeira.
Salimos del pueblo y continuamos por un sendero irregular que comienza a ascender poco a poco introduciéndose en un hermoso bosque con robles, castaños, madroños, etc.

Salimos del bosque y el paisaje se abre volviendo a contemplar bellos paisajes del Miño y de toda la zona de la ribeira, caminando en ocasiones entre los viñedos. Al cabo de un rato alcanzamos la iglesia de San Andrés de Ribeiras do Miño, enclavada en un lugar muy bonito, con buenas vistas del Miño y de la ribeira.

Proseguimos bordeando zonas de viñedos hasta llegar a O Carballo, población pintoresca desde la cual también se obtienen excelentes vistas del Miño.

A partir de esta zona, nuestra caminata atraviesa una de las zonas más bellas paisajísticamente del itinerario, cruzando magníficos viñedos y transitando por zonas abiertas con excelentes paisajes del cañón que forma el Miño en esta zona.

Al final de este tramo alcanzamos uno de los puntos destacados de la ruta, Casa Maiorga, donde existe un embarcadero y un bar, en un rincón sumamente tranquilo y de una gran belleza, que invita al descanso y a la relajación.

Continuamos la ruta en ascenso, pasando de nuevo entre viñedos, alcanzando un punto panorámico sublime con una de las mejores vistas del Miño y de las aldeas de Valboa y A Míllara, a donde nos dirigimos.

Llegamos a Valboa, en situación privilegiada en las laderas del cañón, y luego entre viñedos alcanzamos A Míllara, con bellas vistas del río Miño, para a continuación interarnos en otra zona de bosque.

En un punto en bosque se abre y llegamos al denominado Mirador de las Maravillas, punto panorámico con espectaculares vistas de las ribeiras do Miño.

Poco después entramos en la aldea de Marce, otra de las poblaciones típicas y tradicionales de la zona que llegó a tener 500 habitantes en los años 20 y que ahora, desgraciadamente, se haya muy poco habitada y con numerosas casas abandonadas. En Marce se halla la Torre del Reloj, curiosa torre con reloj de campana construida en 1950 por la Asociación de Vecinos de Marce, y también se hallan los restos de la Torre de Marce, fortificación medieval que perteneció al Conde de Lemos.

Nos internándonos en sus callejuelas para salir por su parte inferior, entre casas abandonadas la mayor parte, y descendemos hasta llegar al cruce del camino que nos lleva por un lado a los restos del Castro de Marce, que según la leyenda, fue morada de los míticos xacios, los hombres acuáticos. El castro está situado, donde se pueden ver los muros defensivos del mismo, y que constituye una atalaya desde la cual se contemplan hermosas vistas de la ribeira, divisando a lo lejos la fervenza de Augacaída.

Después de ver el castro, regresamos al cruce y descendemos bruscamente por un estrecho sendero hacia el arroyo Aguianza, donde se halla la espectacular fervenza de Augacaída. Para acceder a la misma hay que descender por un sendero algo delicado que cuenta con unas cuerdas para llegar a la base de la cascada. Se trata de un hermoso salto de agua de unos 40 metros de altura que forma el río Aguianza, antes de precipitarse al río Miño.

Regresamos al desvío, y descendemos hacia el río, cruzando el mismo por un pequeño puente metálico, para emprender de nuevo el ascenso, ganando zonas más altas hasta llegar a la aldea de Cabo de Vila y unos metros más adelante, Seoane, que cuentan con unas bien conservadas "eiras" donde se mallaba antiguamente el cereal.

Superamos algo más adelante "a costa das anduriñas" y entramos en Reiriz, otra población típica de la ribeira do Miño, situada entre viñedos, en un lugar muy bonito con buenas vistas del Miño.

Continuamos ruta hasta llegar a otro de los elementos destacados de la ruta: la iglesia románica de San Esteban de Atán, de los siglos XII-XIII, situada también en un recóndito paraje, muy bello, cerca de las riberas del Miño.

Después de ver la iglesia comenzamos una dura y continuada subida que nos va a llevar a zonas más altas, alejándonos ya de las riberas del Miño. Llegamos en pocos metros a la aldea de Atán y, por caminos entre viñedos, primero y luego entre bosque, alcanzamos la aldea de Cima de Atán.

Salimos del pueblo y continuamos ahora por los restos de la antigua calzada romana que aún se conserva, y que nos lleva en medio del bosque a la carretera de acceso a las casas de Segade, que se hallan unos 200 metros más adelante, justo después de un túnel sobre la N-120. Aquí finalizamos esta fantástica ruta por la Ribeira Sacra do Miño, una de las más bonitas que se pueden realizar actualmente en toda la zona.

IGLESIA DE SAN MARTIÑO DA COVA

Es una iglesia románica construida a finales del siglo XII-principios del XIII, sufriendo reformas posteriores. Procede del antiguo monasterio de la orden de San Agustín, cuyo priorato fue suprimido en 1824. La iglesia tiene planta rectangular con nave y ábside. La puerta principal presenta arco de medio punto con dos arquivoltas sobre columna de capiteles esculpidos con motivos vegetales. En el interior destacan la bóveda de cañón, las pinturas del ábside del siglo XVII que representan a la Santísima Trinidad, y los retablos de los siglos XVII y XVIII.

Se encuentra en un lugar privilegiado, rodeado de viñedos y junto al espectacular meandro que forma el río Miño en este lugar, denominado el Cabo do Mundo.

IGLESIA DE SAN ESTEBAN DE ATÁN

Se trata de una iglesia que perteneció a un antiguo monasterio fundado en el siglo VIII por Odoario, obispo de Lugo y que fue destruido por la invasión musulmana. La construcción actual, románica, restaurada y consolidada, es del siglo XII-XIII, excepto la torre, que cayó en el siglo XX. En la construcción de la iglesia se utilizaron diferentes restos prerrománicos entre los cuales destacan 3 celosías pétreas y signos lapidarios embutidos en los muros de la casa rectoral, en el arco de acceso al ábside y en el testero de la nave.

Destacan también sus puertas: la principal, de 3 pares de columnas con capiteles de elaborada ornamentación, y otra más pequeña en el muro norte que destaca por su original ornamentación, y también sus bellas pinturas murales renacentistas.

Está construída siguiendo las exigencias de la época para las zonas rurales: una sola nave amplia, coronada con un ábside rectangular más estrecho y menos elevado.

CASTRO DE MARCE

El castro de Marce, en el municipio de Pantón, es un lugar rodeado de misterio y leyendas. Según las tradiciones locales, este elevado promontorio sobre el Miño fue la morada de los míticos xacios u hombres acuáticos. Desde su estratégica cumbre se podía vigilar una amplia zona de las riberas y, sobre todo, el antiguo puerto de Chouzán, en la orilla opuesta, denominado Porto Monsulio en los documentos medievales. Los terrenos en los que se levantó este asentamiento prehistórico pertenecieron al monasterio de Santo Estevo de Chouzán y después al convento de monjas de Santa María A Nova en Lugo.

Para acceder al castro, desde Marce, hay que seguir el camino que lleva a la cascada de Augacaída hasta un desvío. Por la derecha se llega al castro, accediendo al final por un estrecho sendero labrado en la roca en el que se pueden ver los muros defensivos de piedra.



No hay comentarios:

Localización de las visitas

¿Cuantos nos visitan?

Visitantes On-Line

FOTOS ACIVRO
Travesía El Puerto-Pola de Somiedo (Parque Natural de Somiedo-Asturias)
Travesía por los Montes Aquilianos (Valle del Silencio-León)
Ruta La Cueta-Peña Orniz (Babia-León)
Ruta Laxe-Camelle-Arou (Costa da Morte-A Coruña)
Ruta Caión-Baldaio-Malpica (Costa da Morte-A Coruña)
Majada de los Moyones (Parque Natural de Redes-Asturias)
VIDEOS DE SENDERISMO CON ACIVRO

SENDERISMO CON ACIVRO 23

SENDERISMO CON ACIVRO 22

SENDERISMO CON ACIVRO 21

SENDERISMO CON ACIVRO 20

SENDERISMO CON ACIVRO 19

SENDERISMO CON ACIVRO 18

SENDERISMO CON ACIVRO 17

SENDERISMO CON ACIVRO 14