RECOMENDACIONES PARA CAMINAR POR LA MONTAÑA


Disfrutar de un agradable día en la montaña con la familia o los amigos es, sin duda, uno de los mejores remedios para olvidarnos de la rutina diaria y disfrutar de la naturaleza. Practicar deporte y olvidarnos del sedentarismo habitual de la sociedad nos ayuda a mejorar nuestra salud y estado de ánimo.


Macizo Oriental o de Ándara-Picos de Europa

La primavera y el verano son las mejores estaciones del año para disfrutar de la montaña, ya que la temperatura es muy suave y existe un menor riesgo de tener mal tiempo. En esta época, mucha gente acude a estas zonas con la finalidad de recorrer distintas rutas a pie, volviendo así a los orígenes del hombre, en contacto directo con la madre naturaleza.

Circo glaciar de Soaso-Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido

Las zonas de montaña son un aútentico paraíso para escaladores, montañeros, senderistas y todo tipo de amantes de las altas cumbres y de la naturaleza en general. Pero estos impresionantes accidentes geográficos, solitarios y aislados de la civilización, están llenos de peligros y deben ser explorados con precaución y paciencia planificando y preparando siempre con antelación la actividad a realizar.

Subiendo al Pico Samelar (2227 m.)-Picos de Europa

Los cambios bruscos de temperatura son frecuentes en las montañas y lo fácil, se puede transformar rapidamente en muy peligroso. Por ello, aunque el senderismo es una actividad apta para todos los públicos, es necesario tener en cuenta una serie de normas y recomendaciones para realizar actividades por la montaña sin correr riesgos.

SENDERISMO EN COMPAÑÍA

Nunca realices rutas en solitario, y preferentemente hazlo con alguien que conozca el recorrido. Antes de iniciar la excursión, deja aviso en tu lugar a alojamiento, en los refugios y/o a tu familia, del itinerario y tiempo previsto de la excursión. Puedes dejar, igualmente, una nota al respecto en el salpicadero de tu coche, visible desde el exterior.

COMPROBACIÓN DE MATERIAL Y EQUIPO

El material y equipo a llevar deberá estar siempre en perfectas condiciones de uso para poder ser utilizado convenientemente ante cualquier contingencia o adversidad. Por lo tanto, hay que cerciorarse de que llevamos todo lo necesario y comprobar que todo funciona correctamente.

DOSIFICACIÓN DE ESFUERZO

Guarda fuerzas para el regreso. Dosifica el esfuerzo y nunca tengas prisa en la montaña. Si es preciso, hay que saber renunciar. La montaña no se va a ir de su sitio, al menos de momento. En el senderismo es esencial no agotar las fuerzas y caminar relajado, por lo que no hay que frustrarse si al comienzo las piernas no responden y las pendientes se eternizan. Poco a poco se irá cogiendo resistencia y potencia. Tampoco hay que olvidar el calentamiento: el buen senderista sabe que antes y después de comenzar a andar hay que efectuar estiramientos para adecuar los músculos al esfuerzo.

CALCULA TUS POBILIDADES

Ser consciente de nuestras fuerzas y calcular nuestras opciones conforme al itinerario elegido, teniendo presente siempre el horario y el grado de dificultad estimado en el mismo, considerando siempre los trayectos de ida y vuelta.

PLANIFICACIÓN Y ESTUDIO PREVIO

Antes de hacer ninguna ruta es importante planificar la ruta, documentarse sobre el recorrido a realizar y llevar uno o varios mapas de la zona. Si careces de experiencia o tienes serias dudas, acude a guías de montaña o gente experimentada para que te informe o guíe con los itinerarios. En verano conviene realizar las marchas aprovechando las primeras horas de la mañana para andar y poder descansar al mediodía, cuando el sol tiene mayor fuerza.

CONSULTAR EL TIEMPO PREVISTO

Es importante antes de realizar la excursión consultar un buen parte meteorológico. Hay una serie de peligros de origen natural que no dependen en absoluto de la acción del hombre, y que no se pueden controlar pero sí prevenir. Los más importantes pueden ser.

.Caída de nieve, aludes, cornisas, piedras…
.Nevadas de cierta importancia.
.Desprendimientos.
.Niebla.
.Tormentas, y especialmente los rayos.
.Rachas intensas de viento.
.Grietas en glaciares.
.Temporales imprevistos.
.Crecidas repentinas en ríos y barrancos.

Por lo tanto, hay que procurar no aventurarse en zonas elevadas de alta montaña con tiempo inseguro. La niebla o una tormenta son algunos de los mayores enemigos del senderista y montañero. En cuanto a la niebla, aunque creas conocer el terreno en el que te mueves, la recomendación es permanecer a la espera de que levante, buscando un mínimo refugio o abrigo antes de que se cierre sobre ti.

Para evitar este tipo de peligros, es necesario consultar una fuente fiable de predicción meteorológica, a poder ser una específica de la zona en la que vamos a desarrollar nuestra actividad. Para zonas de montaña no son muy útiles ni adecuadas las predicciones del telediario. Algunas páginas web con predicciones muy recomendables son:

.Meteored: http://www.meteored.com/
.Meteoblue: http://www.meteoblue.com/
.Meteoasturias: http://www.meteoasturias.com/
.Meteogalicia: http://www.meteogalicia.es/
.INM (Instituto Nacional de Metereología): http://www.aemet.es/ (predicciones especiales para zonas de montaña)
.Meteosim: http://www.meteosim.com/
.Weather: http://espanol.weather.com/
.Canal Meteo: http://www.canalmeteo.com/
.Snow Forecast: http://es.snow-forecast.com/
.Tu tiempo: http://www.tutiempo.net/

PREVENIR AGUJETAS Y BAJONES DE AZÚCAR

Para evitar las incómodas agujetas o combatir un repentino bajón de azúcar, es importante llevar unas pastillas de glucosa (se venden en farmacias), que nos pueden ayudar a evitar las temidas "pájaras".

LLEVAR TELÉFONO MÓVIL

Siempre es adecuado llevar un teléfono móvil que nos puede ayudar en cualquier emergencia, aunque la cobertura en zonas de montaña sea limitada.

ROPA DE ABRIGO Y PARA LA LLUVIA

Lleva siempre una prenda de abrigo y protección para el agua. El frío, al igual que la lluvia, puede sorprenderte en cualquier momento. En cuanto al calzado, utiliza siempre botas de montaña. Estas precauciones deben extremarse en invierno, utilizando si es posible ropa especializada para montaña.

LLEVAR SUFICIENTE AGUA

En alta montaña, el agua suele ser potable y no estar contaminada al bajar directamente de zonas elevadas sin actividad humana ni ganadera, sin embargo por zonas bajas no se debe consumir al no saber por donde pasa río arriba. Por ello es imprescindible llevar una cantimplora con una buena provisión de agua adecuada al tipo de marcha, sobre todo en el verano, época en la que suele ser un bien escaso y difícil de encontrar. En caso de urgencia y vernos obligados a consumir agua de procedencia dudosa, conviene tomar precauciones y potabilizarla con pastillas esterilizadoras que se venden en farmacias.

HIDRATACIÓN EN RUTA

Beber mucho es fundamental para evitar la deshidratación. Solo con un 2% de perdida de peso corporal por el sudor perdemos un 20% de capacidad física. Beber antes de llegar a tener sed y calcular unos 2-3 litros por persona y día. Hidratarse antes, durante y después del recorrido. La orina oscura es síntoma de deshidratación; así pues, controlar que esté siempre clara. Cuando hace fresco tenemos pocas ganas de beber pero perdemos agua igual: beber aún sin sensación de sed.

PREVENCIÓN DE AMPOLLAS Y ROZADURAS

Para evitar las temidas ampollas, uno de los problemas más comunes en largas caminatas, es necesario tener una buena higiene con uñas bien cortadas y calzado adecuado y holgado. Hay que secar bien el calzado antes de volver a utilizarlo, y conviene cambiar los calcetines con frecuencia, echarle talco a los pies y darle un poco de masaje.

Ante los primeros síntomas de rozadura, debemos colocar un apósito de silicona (Compeed u otras marcas) en la zona a tratar, o bien proteger dicha zona con esparadrapo. Si la ampolla está a punto de reventar, se puede agujerear por el borde con al alfiler o aguja esterilizada y apretarla para que salga el líquido. Las ampollas no deben agujerearse si no están a punto de reventar por sí mismas. Una vez abiertas, hay que desinfectarlas bien y cubrirlas con el apósito, algodón o gasa para protegerlas contra la presión o rozadura del calzado.

LLEVAR COMIDA SUFICIENTE

Siempre se debe llevar comida al menos para una jornada por persona, preferentemente alimentos de alto valor energético.

DESAYUNO COMPLETO

Es conveniente desayunar bien para aportar al organismo la energía necesaria para aguantar el esfuerzo que vamos a realizar, sobre todo si es intenso y prolongado.

REPONER ENERGÍA FRECUENTEMENTE

Se aconseja hacer una o varias paradas para reponer energía entre el desayuno y la comida, consumiendo alimentos de fácil asimilación y ricos en hidratos de carbono como las barritas de cereales, frutos secos, galletas y chocolate, que aportan todos ellos energía de forma rápida, evitando de esta forma las temidas "pájaras".

COMER CON MODERACIÓN

A la hora de comer, si luego se ha de volver a caminar, no hincharse. Reanudar la marcha será muy costoso.

CUIDAR EL PESO DE LA MOCHILA

Evitar pesos innecesarios en la mochila como la comida en latas o frascos que tendremos que cargar aún después de vacíos.

NO DEJAR BASURA

Deja la montaña como te gusta encontrarla. La naturaleza no esta diseñada para absorber nuestros desperdicios, así que lo mejor es regresar con ellos en una bolsa de plástico o depositarlos en el contenedor apropiado más cercano. El material orgánico (pieles de fruta...) también contamina visualmente (no nos gusta llegar a un sitio con desperdicios).

RESPETAR LA VIDA

Hay que evitar destruir todo tipo de vida animal y vegetal. Hasta el más pequeño de los organismos cumple una función en la naturaleza aunque parezca inservible o venenoso. No arrancar flores, ramas, ni molestar a la fauna. Muchos animales y plantas están protegidos por la ley. Quizá no lo sepas y te estés llevando una especie vegetal en peligro de extinción. No hagas demasiado ruido, molestaremos a los animales.

PROTEGER LO QUE LLEVEMOS EN LA MOCHILA

En la mochila, es aconsejable introducir las cosas más importantes en bolsas de plástico de cierre hermético, para evitar que se mojen si llueve, sobre todo si no disponemos de funda impermeable de mochila.

VESTIMENTA ADECUADA

La ropa más adecuada es aquella que sea ligera, amplia y que permita libertad de movimientos. Es importante no olvidarse del chubasquero ni siquiera en verano, que no pesa mucho y ocupa un volumen reducido. Evitar el uso de pantalones vaqueros, ya que es la tela más fría y más pesada que hay en caso de mojarse, jamás veras a un montañista con experiencia usando unos vaqueros en una excursión.

DESCENSO Y SUBIDA DE PENDIENTES

Al descender pendientes, hay que bajar mirando a la pendiente y clavando los talones a cada paso para guardar el equilibrio, y evitar las caídas o el rodar incontroladamente. Para las subidas también hay truco: tomarlas con calma, con pasos cortos y caminando en zig-zag. Es más largo pero cansa menos y es más seguro. Es preferible evitar las zonas de zarzas, arbustos espesos y matorrales, ya que salir de ellos puede resultar agotador e implicar que terminemos llenos de arañazos.

PUERTAS, VERJAS Y CERCADOS

Las puertas o pasos que necesitemos abrir en cualquier excursión por el monte, deberán quedar cerrados, o tal como estaban. De este modo no causaremos daño a los propietarios de los terrenos o del ganado que paste por la zona.

FORMA FÍSICA ADECUADA

Para poder disfrutar bien de la naturaleza es importante tener una forma física aceptable. La semana antes de la marcha es bueno hacer algo de ejercicio para empezar a tonificar la musculatura y evitar que ésta se quede agarrotada ante la primera adversidad. Es también un buen consejo estirar un poco la musculatura antes y después de la caminata.

PARADAS EN RUTAS CON GRUPOS

En rutas con más gente, si por cualquier circunstancia una persona decide separarse del resto, debe avisar a alguien de lo que piensa hacer para comunicarlos al guía o responsable, y llevar consigo un teléfono móvil.

CUIDADO CON EL FUEGO

Nunca hagas fuego, es un peligro, y ten cuidado con los cigarrillos mal apagados, son los principales causantes de incendios no provocados.

SITUACIONES DE EMERGENCIA

Ante situaciones de peligro o emergencia, comunica con el Teléfono de Emergencias (112) o con la Guardia Civil-socorro en montaña (062). Para una mejor y más rápida intervención de los grupos de rescate en caso de accidente, será fundamental dar una serie de datos a la hora de solicitar ayuda, como:

1.Identificación del terreno, lugar exacto donde nos encontramos según el mapa, coordenadas, características de la zona…
2.Datos personales y dirección tanto de la persona accidentada como los propios (puede ser necesario avisar a familiares).
3.Condiciones meteorológicas en el lugar, visibilidad, etc.
4.Si existen personas que pueden prestar ayuda en el lugar del accidente.
5.En caso de producirse un accidente, señalar las circunstancias del mismo, síntomas y situación del accidentado y hora en que ha ocurrido.

No hay comentarios:

Localización de las visitas

¿Cuantos nos visitan?

Visitantes On-Line

FOTOS ACIVRO
Travesía El Puerto-Pola de Somiedo (Parque Natural de Somiedo-Asturias)
Travesía por los Montes Aquilianos (Valle del Silencio-León)
Ruta La Cueta-Peña Orniz (Babia-León)
Ruta Laxe-Camelle-Arou (Costa da Morte-A Coruña)
Ruta Caión-Baldaio-Malpica (Costa da Morte-A Coruña)
Majada de los Moyones (Parque Natural de Redes-Asturias)
VIDEOS DE SENDERISMO CON ACIVRO

SENDERISMO CON ACIVRO 23

SENDERISMO CON ACIVRO 22

SENDERISMO CON ACIVRO 21

SENDERISMO CON ACIVRO 20

SENDERISMO CON ACIVRO 19

SENDERISMO CON ACIVRO 18

SENDERISMO CON ACIVRO 17

SENDERISMO CON ACIVRO 14