14 DE NOVEMBRO DE 2015
RUTA DAS FRAGAS E LEVADAS DO CALVO E DEVA (A CAÑIZA-PONTEVEDRA)


Distancia:18 km
Duración de la ruta: 5 horas
Dificultad: Media
Tipo de ruta: Ruta circular
Descripción de la ruta:

Se trata de una de una de las rutas fluviales más fascinantes de Pontevedra que discurre por el hermoso valle de Parada de Achas, en el municipio de A Cañiza recorriendo las impresionantes fragas de los ríos Calvo y Deva que forman un valioso ecosistema natural en la zona.

La ruta nos pasea por 3 ecosistemas diferentes recuperando caminos olvidados, lugares con encanto y rincones secretos que invitan a la contemplación y al descanso: por una parte recorreremos mágicas fragas con gran variedad de árboles; en segundo lugar caminaremos por el sobreiral de Parada, excepcional bosque de alcornoques único en la provincia; y por último por zonas más abiertas con bellos paisajes de media montaña,.

Además, desde un punto de vista etnográfico y cultural, se trata de una ruta muy interesante, pudiendo contemplar todo tipo de elementos tradicionales para comunicar los lugares próximos a los ríos, entre los cuales se hallan diversos molinos, levadas, pasos, pontellas y elementos de arquitectura rural de la zona como pazos, casas señoriales, capillas e iglesias.

Iniciamos la ruta en el lugar de A Ponte, en la playa fluvial. Nada más salir de este punto nos encontramos con un bonito cruceiro, primero de los numerosos ejemplos de arquitectura tradicional que vamos a contemplar en esta ruta.

Algo más adelante nos desviamos a mano izquierda en subida que nos introduce por el lugar de A Aldeíña. Esta subida es la primera de los numerosos desniveles tanto de subidas como de bajadas que tiene la ruta.

Avanzamos por zona rural hasta llegar a un desvío, en en lugar de As Caldas, desde donde continuamos hasta As Poldras. Un poco más adelante cruzamos la levada de As Poldras y nos encaminamos hacia el río Deva, introduciéndonos en el hermoso bosque que lo circunda.

La Fraga del río Deva está formada por un espeso bosque de ribera donde predomina el sauce y el aliso, salpicados con robles y arces. Abundan también el rusco, avellanos y laureáceas, que perfilan las sendas que a menudo transcurren por levadas y acequias de molinos. La fraga también nos muestra numerosos líquenes, musgos y grandes ejemplares de helechos que dan idea de la buena salud de este magnífico bosque de ribera.

Pegados al río, comenzamos un tramo en paralelo al río que resulta precioso para el caminante, con el único ruido de los rápidos y cascadas que forma el río en su recorrido hacia el río Miño. A nuestra izquierda encontramos los pasos de As Poldras, que los lugareños utilizaban para cruzar el río y un poco más adelante cruzaremos el río por una pontella, el pontillón de Vilamide. Llegamos así a la confluencia con los ríos Deva y Calvo.

A medida que progresamos por este hermoso tramo vamos pasando por varios de los molinos de la ruta, que se encuentran en ruinas, y que dan idea de la importancia que tuvo esta actividad en la zona. Pasaremos por delante de los muiños de Entre As Viñas, Sanpaio, Areas y Soutullo y el muiño da Fraga. Para ir de un molino a otro, caminaremos en ocasiones aprovechando el trazado de antiguas levadas construidas para llevar el agua a los molinos.

Llegado un punto, nos separamos del río Deva para ascender hasta el lugar de As Tesoureiras, donde se halla el cruceiro da Balsada. Seguimos por zona rural por los lugares de A Tenda y O Cachete y enlazamos ahora con el antiguo Camiño Real, antigua vía de comunicación que recorría la zona.

Llegamos a Parada, donde veremos el gran Pazo del Conde de Cervellón, situado en la carballeira de O Feirón, donde también se halla el Centro Cultural de Parada y donde se celebraba antiguamente un famoso mercadillo.

Salimos de O Feirón, llegando a un cruce donde se halla un peto de ánimas. A los pocos metros alcanzamos la imponente iglesia de Santiago de Parada de Achas, construida en 1891 sobre una antigua capilla románica.

Continuamos la marcha por un corto tramo asfaltado, hasta desviarnos por el antiguo Camiño dos Defuntos da Montaña, por el cual los vecinos de Folgoso, Visticovo y O Formigueiro bajaban a pie las cajas de los difuntos hasta el camposanto de Parada. El camino comienza a descender hasta introducirse en la salvaje y hermosa Fraga del río Calvo.

La Fraga del río Calvo es un lugar mágico que aún se conserva en estado virgen caracterizado por su espesura y abundancia de especies, donde podemos observar árboles centenarios como robles, castaños, además de alisos, abedules, cerezos, acebos, espinos, etc. Árboles de formas caprichosas cubiertos de musgo que transportan a un mundo de leyenda y fantasía. Numerosos cursos de agua cruzan la fraga del río Calvo alimentándolo, creando un microclima húmedo de musgo, líquenes y helechos, donde habitan gran diversidad de especies animales y vegetales.

Caminamos ahora por senda poco definida, irregular y con árboles y piedras cubiertas de musgo, características de las antiguas fragas gallegas.

El camino alcanza la Levada Vella y donde se encuentra otro nuevo molino: el muiño de Pousadouro, totalmente abandonado. En este punto tenemos que cruzar el río Calvo por una antigua pontella de piedras: el pontillón de Folgoso.

Comenzamos a subir a media ladera duramente hasta llegar el punto donde discurre el antiguo Camiño da Raíña. Aquí el camino se bifurca: por una parte sigue por la derivación del Coto da Vella, que nos lleva tras 6,5 km. al alto de Coto da Vella (923 m.), donde dicen que apareció la Virgen da Franqueira y desde donde se puede disfrutar de una vista privilegiada. Y por otra, el camino que seguiremos, continúa la ruta por zonas abiertas con buenas vistas de la fraga del río Calvo y de las montañas de alrededor.

Atravesamos el regato de Porto de Bois y el regato de Portacerdeira, caminando ahora por el Monte da Pereira, hasta llegar a O Pardiñeiro, donde veremos el muiño do Arendo, restaurado.

En este punto parte una derivación que nos dirige, en un bonito camino, hasta donde se encuentra la capìlla de la Virgen de la Peña de Francia, del año 1756, donde se celebra una popular romería el 21 de septiembre, y donde se halla una magnífica carballeira y un área recreativa.

Después de relajarnos en este bello lugar, regresamos a donde estaba el muiño do Arendo y continuamos por un camino descendente que baja hacia el río Oulo. Cruzamos el río y llegamos al excepcional sobreiral de San Martiño, bosque de alcornoques que no es frecuente ver en Galicia.

Después de ver O Sobreiral, seguimos hasta llegar de nuevo al río Deva, donde se encuentra la minicentral eléctrica del Cabo. Aquí existen dos posibilidades para continuar: en el caso de crecidas del río, cruzaremos el puente e iremos por la carretera hasta enlazar con el sendero. Y, si el río no va alto, continuaremos en paralelo al río, en una zona de gran belleza, para cruzar por los pasos del muiño da Ibia.

Llegamos así a la aldea de A Ibia, que atravesamos casi hasta el final. Poco antes de llegar al final de la aldea, nos desviamos por la derecha, pasando por una casa abandonada, hasta llegar al Puente Taín. Algo más adelante entramos en el lugar de A Cruz y, algo después, de nuevo en As Caldas.

El último tramo es por el mismo camino de ida hasta llegar de nuevo a A Ponte, final de esta maravillosa ruta por el concello de A Cañiza

O CAMIÑO DA RAIÑA-SENDERO HISTÓRICO

El nombre de Camiño da Raíña le viene dado por ser vía de tránsito de la reina doña Urraca desde tierras de Castilla al Monasterio de la Franqueira, pasando por el de Oseira y Melón, según cuenta la tradición, y que aprovechaba para pasar por sus propiedades en tierras gallegas.

En la parroquia de Valeixe se une a este camino el llamado Camiño Portugués, por el que cuentan que transitó la reina Isabel de Portugal, camino a Compostela, haciendo un alto en la Franqueira.

Se trata de un antiguo camino y vía principal de comunicación por el cual desde la Edad Media transitaban carruajes, comerciantes, arrieros y mensajeros, y aún a principios del siglo XX bajaban a hombros las cajas de los difuntos desde los lugares de Formigueiro, Vilariño y Folgoso hasta Parada de Achas, denominándose también Camiño dos Defuntos. También funcionaba como vía comercial desde los puertos pesqueros del Atlántico a estas tierras del interior, como por ejemplo desde la villa marinera de Marín.

Desde la Franqueira hasta O Burgo, el transcurso del Camino nos lleva por enclaves naturales e históricos que giran en torno al patrimonio de la arquitectura rural de la zona, siendo la Franqueira el lugar emblemático de la ruta, santuario que atrae a peregrinos de toda Galicia. El templo fue levantado sobre una capilla del siglo VII que más tarde se convirtió en monasterio benedictino, ligado el del pueblo de Melón.



1 comentario:

BALSADA PINTELOS dijo...

En el punto 5 de PRG-165 Cruceiro da Balsada, acabamos de abrir un bar, se dan comidas tambien.
Un buen sitio para darse un descansito despues de la cuesta que sube del rio.

Localización de las visitas

¿Cuantos nos visitan?

Visitantes On-Line

FOTOS ACIVRO
Travesía El Puerto-Pola de Somiedo (Parque Natural de Somiedo-Asturias)
Travesía por los Montes Aquilianos (Valle del Silencio-León)
Ruta La Cueta-Peña Orniz (Babia-León)
Ruta Laxe-Camelle-Arou (Costa da Morte-A Coruña)
Ruta Caión-Baldaio-Malpica (Costa da Morte-A Coruña)
Majada de los Moyones (Parque Natural de Redes-Asturias)
VIDEOS DE SENDERISMO CON ACIVRO

SENDERISMO CON ACIVRO 23

SENDERISMO CON ACIVRO 22

SENDERISMO CON ACIVRO 21

SENDERISMO CON ACIVRO 20

SENDERISMO CON ACIVRO 19

SENDERISMO CON ACIVRO 18

SENDERISMO CON ACIVRO 17

SENDERISMO CON ACIVRO 14