LA HUMEDAD

El aire contiene una cierta cantidad de vapor de agua y es a ese vapor y no a las gotitas, a la niebla o a la lluvia, a la que nos referimos cuando hablamos de humedad. Ese vapor de agua invisible puede convertirse en agua en estado líquido en determinadas condiciones de temperatura y presión.

Un ejemplo simple es el vapor que sale de nuestra boca en días fríos o de un recipiente con agua hirviendo, que parece que se disuelve en el aire. Si en lugar de expulsar ese vapor de nuestra boca al aire circundante, lo hacemos sobre una superficie fría, veremos como se forma una delgada película compuesta por minúsculas gotas de agua que lo empaña. Esto sucede porque el vapor de agua se ha condensado, ya que el aire puede retener solamente cierta cantidad de agua en estado de vapor, ya que si se rebasa dicha cantidad, se satura.

Otra característica importante es que el aire puede retener vapor de agua en mayor cantidad sin saturarse a mayor temperatura. Por ejemplo: el aire al nivel del mar y a una temperatura de 30ºC, puede retener 30.4 g. por metro cúbico de vapor de agua y en cambio, a 0ºC, sólo puede retener 4.85 g. por metro cúbico.

Esto quiere decir que si el aire se encuentra a 30º y lo hacemos descender a 0º se deshace aproximadamente de un 25% de vapor de agua, que se transformará según su altitud en rocío al contacto con superficies frías al nivel del suelo, neblina en las capas inferiores de la atmósfera y nubes en las capas altas.

Rocío

Esto mismo sucede a menor escala cuando se empañan los cristales de los vehículos, cuando sacamos algo del frigorífico y se empaña o parece que "suda" o cuando nos duchamos o bañamos con agua muy caliente empañando el espejo y las superficies del baño.

La niebla, otra de las manifestaciones de la humedad

Existen diversas maneras de expresar matemáticamente la humedad del aire:

-La humedad absoluta, es la cantidad de vapor de agua presente en el aire.

-La humedad relativa, el parámetro de humedad más difundido, es la humedad que contiene una masa de aire en relación con la máxima humedad absoluta que podría admitir sin producirse condensación, conservando las mismas condiciones de temperatura y presión atmosférica.

Debido a que el aire varía su capacidad de retener vapor de agua con la temperatura, si tiene el máximo de vapor posible a una temperatura dada, se dice que está saturado, o que su humedad relativa es de un 100%. Cuanto mayor es la temperatura, más vapor puede haber en el aire. Se dice que el aire está saturado cuando se alcanza ese máximo. Si se añade más vapor o si el vapor (o en definitiva, el aire) se enfría, el vapor de agua excedente se condensa. La temperatura a partir de la cual el vapor de agua comienza a condensarse en pequeñas gotitas se denomina Temperatura o punto de rocío.

Por ejemplo, el aire está con una humedad relativa del 100% si está a una temperatura de 30ºC y contiene 30.4 g por metro cúbico de vapor de agua. También estará con una humedad relativa del 100% si sólo contiene 4.85 g por metro cúbico y está a sólo 0ºC.

Si el aire a 30ºC contiene sólo 15.2 g. por metro cúbico, tendrá una humedad relativa de 50%; pero si contiene 7.6 g. por metro cúbico únicamente, su humedad relativa será de 25%. Si el aire a 0ºC contiene 2.42 g. por metro cúbico, su humedad relativa será de 50%.

Si la humedad relativa es alta por las mañanas, se formará niebla, y si es baja, en las mañanas de invierno, habrá peligro de heladas.

El agua se evapora de las masas de agua, por la transpiración de los seres vivos y si el aire que la contiene se eleva, formará las nubes. Éstas a su vez, empujadas por el viento, caerán en forma de nieve o lluvia, la que retornará a los lugares más bajos o se evaporará nuevamente, cerrando el conocido "ciclo de agua".

Nubes, manifestación de la humedad del aire

La humedad del aire es la "culpable" de algunos fenómenos cotidianos; como que se hinche la madera haciendo que las puertas se atoren y que las herramientas con mangos de madera se ajusten cuando se avecina mal tiempo, de que la sal se moje dentro de los saleros y no salga, de que la ropa no se seque rápidamente en tiempo húmedo y que los tensores de la tienda de campaña se aflojen.

Para medir la humedad del aire se utilizan instrumentos llamados higrómetros, que están basados en la propiedad que tienen algunas fibras naturales o sintéticas de alargarse o acortarse de acuerdo con el contenido de vapor de agua en el aire. En muchos instrumentos se utiliza un haz de cabellos humanos bien lavados y desengrasados (sobre todo cabellos rubios, que son los más sensibles).

Higrómetro analógico

No hay comentarios:

Localización de las visitas

¿Cuantos nos visitan?

Visitantes On-Line

FOTOS ACIVRO
Travesía El Puerto-Pola de Somiedo (Parque Natural de Somiedo-Asturias)
Travesía por los Montes Aquilianos (Valle del Silencio-León)
Ruta La Cueta-Peña Orniz (Babia-León)
Ruta Laxe-Camelle-Arou (Costa da Morte-A Coruña)
Ruta Caión-Baldaio-Malpica (Costa da Morte-A Coruña)
Majada de los Moyones (Parque Natural de Redes-Asturias)
VIDEOS DE SENDERISMO CON ACIVRO

SENDERISMO CON ACIVRO 23

SENDERISMO CON ACIVRO 22

SENDERISMO CON ACIVRO 21

SENDERISMO CON ACIVRO 20

SENDERISMO CON ACIVRO 19

SENDERISMO CON ACIVRO 18

SENDERISMO CON ACIVRO 17

SENDERISMO CON ACIVRO 14